A pesar del progreso, seis de cada siete personas se sienten inseguras

Foto: ONU Noticias

Cuando estalló la pandemia, el mundo había alcanzado unos niveles sin precedentes de desarrollo, pero seis de cada siete personas se sentían inseguras, una situación que no ha hecho más que empeorar por el COVID-19.

Un informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo alerta de la desconexión entre el desarrollo económico y la seguridad que sienten los individuos.

“El indicador representa lo que estaba ocurriendo antes de la pandemia. Es interesante y bastante chocante que incluso en un momento en el que el mundo disfrutaba del progreso las personas venían incubando estas inseguridades”, dijo Heriberto Tapia, asesor de la oficina que ha elaborado el informe.

Según el estudio, los enfoques centrados en el crecimiento de la economía han producido “desigualdades marcadas y crecientes, y cambios planetarios desestabilizadores y peligrosos”.

La sensación de protección de la población se encuentra por debajo del mínimo en casi todos los países.

La pandemia y el cambio climático obligan a actuar de inmediato. El COVID-19 ha hecho que la esperanza de vida haya descendido y han empeorado todos los parámetros de medición del desarrollo humano. El aumento de las temperaturas podría ocasionar la muerte de 40 millones de personas de aquí a fin de siglo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: