La re-apertura de la frontera tendrá impactos económicos positivos para las ciudades fronterizas a finales de 2021.

Alejandro Díaz-Bautista, investigador de El Colegio de la Frontera Norte (Colef)

Estados Unidos reabrirá la frontera con México y Canadá en noviembre de 2021.

Se abrirá solo a los visitantes completamente vacunados y con visa.

Vuelve a abrirse la frontera de México con Estados Unidos en noviembre de 2021, tras 19 meses de cierre terrestre ocasionados por la pandemia del coronavirus Covid-19.

La apertura de la frontera de México con los Estados Unidos reunirá a vecinos y parientes y tendrá un impacto económico positivo y alivio a los negocios y comercios.

La administración de Joe Biden eliminará las restricciones de viaje con México y Canadá a partir de noviembre de 2021 para los visitantes completamente vacunados, con lo que reabrirá las puertas de Estados Unidos a turistas extranjeros y familiares separados que han quedado fuera del país durante la pandemia del Covid-19.

“El gobierno de los Estados Unidos decide abrir sus fronteras con México y Canadá para personas completamente vacunadas, después de 19 meses de cierre terrestre debido a la pandemia del Covid-19.

Esta reapertura de la frontera tendrá impactos económicos positivos para las ciudades fronterizas”, señaló el doctor Alejandro Díaz-Bautista, economista internacional y profesor investigador de El Colegio de la Frontera Norte (Colef).

Las comunidades fronterizas han sido afectadas debido al cierre de puertos de entrada a Estados Unidos en 2020.

No solo se vive una crisis de salud desde 2020, sino una devastación económica para los comercios y el turismo en las ciudades fronterizas.

La eliminación de las prohibiciones marcará efectivamente la reapertura de Estados Unidos a los viajeros y al turismo, lo que indica una nueva fase en la recuperación de la pandemia después de que el país cerró sus fronteras terrestres por casi 19 meses, lo que ha afectado a la economía de las ciudades fronterizas.

Esta apertura de la frontera trata de normalizar los cruces fronterizos de los países de América del Norte.

Recordemos que el cruce entre Tijuana y San Ysidro es el más transitado del mundo.

En este punto fronterizo atraviesan anualmente millones de peatones y automóviles.

El cierre de la frontera terrestre de Estados Unidos lleva 19 meses continuos, afectando la economía, el turismo, comercio, negocios y el contacto de las familias que viven en esta región en ambos lados de la frontera de México con los Estados Unidos.

Esta apertura no solo se refiere a los límites terrestres con sus dos naciones vecinas, sino también es un avance más para levantar por completo las restricciones a los viajeros de las demás nacionalidades que ya estén completamente vacunados.

Una flexibilización similar está prevista para el mismo mes sobre los trayectos aéreos internacionales. Terminan 19 meses de las restricciones sin precedentes al transporte terrestre de personas entre Estados Unidos, Canadá y México.

Una medida para frenar la pandemia del Covid-19, pero que causó profundos daños a las economías locales y regionales, como en San Ysidro, California.

El Departamento de Seguridad Nacional indicó que la Administración se encuentra creando protocolos consistentes y estrictos para todos los ciudadanos extranjeros que viajan a Estados Unidos, ya sea por aire, tierra o ferry.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, explicaron que Estados Unidos aceptará viajeros que hayan sido completamente inoculados con cualquiera de las vacunas aprobadas para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud.

No solo las que son utilizadas en Estados Unidos. A diferencia de los viajes aéreos, para los cuales se requieren resultados negativos en una prueba de diagnóstico de Covid-19 antes de abordar un vuelo con destino a ese país, no se requerirán pruebas para la entrada por tierra o mar, siempre y cuando las personas cumplan con el requisito de vacunación.

Se abrirá la frontera entre Estados Unidos y México en noviembre de 2021. Esto es para los mexicanos y extranjeros con visa que acrediten que tienen su esquema completo de vacunación.

Cabe mencionar que muchos mexicanos han recibido vacunas que no tienen autorización de la OMS, como la Sputnik V, desarrollada en Rusia, o la CanSino de China.

Sin embargo, una mayor interacción social a finales de 2021 y la relajación de las restricciones sanitarias pueden repuntar los casos y traer una nueva ola de Covid-19.

La convivencia de la gripe y el Covid-19 pueden complicar el escenario de salud por la dificultad diagnóstica y el riesgo de coinfección a finales de 2021 y principios de 2022.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: