Tras año y medio de espera en Tijuana, peticionario de asilo, ya está en Estados Unidos.

La última vez que encontramos a Jimmy Vivanco vendía ropa usada en una peligrosa colonia de Tijuana

Hoy está  en Estados Unidos del otro lado del continente.

¨Es un sueño pero también es un compromiso», dice el joven padre de familia que en su tierra se preparaba para ser bombero.

En una videollamada comentó que ya está con sus familiares.
El ecuatoriano pasó año y medio en Tijuana, a donde lo regresaron por el Programa Quédate en México.

Pero el gobierno que encabeza Joe Biden está acabando con esa política también conocida como MPP por sus siglas en inglés y poco a poco recibe a los que pidieron asilo antes de la pandemia.

«Es una libertad condicional que te está dando estados Unidos igual tu proceso sigue», dice Vivanco.
Para cruzar la frontera fue al albergue oficial mexicano para la prueba del COVID 

Al día siguiente los trasladaron en autobús.

Gracias ACNUR y organizaciones comunitarias  lo hospedaron en una hotel en San Diego para luego voló a su destino

El gobierno norteamericano insiste en que aún no recibirán nuevas peticiones de asilo.

«No vengan a la frontera, la frontera no está abierta» ha dicho Edgar Ramirez, vocero del gobierno estadounidense

Sin embargo el campamento que inició en el puerto del Chaparral crece día con día

La gente tiene mucha desesperación pero  el problema es qe la gente como quien dice está escuchando rumores no está informándose bien»

Apenas aterrizó el fin de semana en la costa este, y ya planea buscar un empleo en cuanto lo autoricen para laborar mientras avanza su trámite.

Vivanco todavía no sabe cuándo será su siguiente cita en la corte, pero está consciente de que antes de tres meses debe presentarse en una oficina de ICE, de lo contrario podrían deportarlo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: