Menores muertos en 2020

De los casi dos mil homicidios que registró la Fiscalía de Baja California en 2020 hay algunos donde las víctimas han sido niños.

Lamentablemente no es la primera vez que algún menor es alcanzado por la violencia que ha marcado esta ciudad, aparentemente acostumbrada a convivir con el narcotráfico y el narcomenudeo.

Lo que llama la atención es que en al menos dos casos los niños fueron alcanzados por las balas estando dentro de sus viviendas y cuando se encontraban jugando.

Leo y su padre caminan frente a la casa de la desgracia.

«Aquí acaban de balacear a una familia …Acaban de matar unos ninos» lamenta Leopoldo Plascencia, Residente de la colonia ¨La Cima¨, de Tijuana.

Junto a él está Leo, su hijo de 4 años que todavía no habla bien pero ya sabe de Carlos Santiago, un niño de 3 años asesinado en el patio de la casa donde vivía.


«Una mamá y dos niños, unos ninos estaban a matando¨ repite el pequeño tratando de atraer la atención de los reporteros.


Las autoridades investigan si atacaron a  los niños que jugaban en la calle para vengarse de un adulto o si una bala perdida los alcanzó cuando entraron corriendo para protegerse.

A unas cuantas casas de distancia Alfredo Gómez recuerda lo que escuchó ese día.

«Fueron alrededor de 7 balazos 7 detonaciones se escucharon 4  y tres despuecito»

Los vecinos saben que es un barrio peligroso.
«Pues es común de hecho en la noche casi es a diario se oye la balaceras» comenta Gómez quien maneja un taxi.

Pero que las víctimas sean inocentes, asesinados en su casa es demasiado aun para una frontera marcada por la violencia y el narcotráfico.

«Y pues se me trauma él,  desgraciadamente el gobierno no hace nada oiga» comenta Leopoldo mientras anima a Leo a expresarse ante las cámaras.


No es la primera vez que en este año fatídico las víctimas son niños.
 
«Es lo peor que le puede pasar a una madre» dijo conteniendo el llanto Monica Mercedes Carrasco Madre de Yurem quien murió por el disparo de un policía que perseguía a un sospechoso.
Sucedió hace unos meses a esta familia en el este de Tijuana.


En un enfrentamiento con un sujeto, la bala de un agente mató accidentalmente al menor de solo 3 años.
¨Mi hijo estaba en el patio jugando con un cometa» declaró la madre el día de la tragedia.

La Fiscalía giró una orden de aprehensión contra varios de los policías que participaron en la persecución.

Además de estos casos,  recientemente un menor de 14 años fue asesinado  por un grupo de pistoleros que entraron a rematarlo en un hospital de la vecina ciudad de Tecate.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: