Bachelet insta a detener las violaciones de los derechos humanos en Bielorrusia e insta al diálogo con los manifestantes

Viernes, Nueva York.

Foto: Kseniya Halubovich / Vía Noticias ONU.

“La sociedad civil es un socio valioso, no una amenaza; y la libertad de expresión de una pluralidad de opiniones debe acogerse, no reprimirse”, dice la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en una sesión especial sobre Bielorrusia del órgano de la ONU para esas garantías.

Tras dos meses de protestas populares contra el presidente de la nación, Aleksandr Lukashenko, Bielorrusia ha de romper con los ciclos de creciente represión y violencia, advirtió este viernes la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Los manifestantes acusan al dirigente bielorruso de haber cometido fraude electoral en los comicios celebrados el pasado 9 de agosto.

“Pese a la violenta represión de las fuerzas de seguridad de Bielorrusia y a los miles de detenciones, las manifestaciones masivas pacíficas han seguido impugnando el resultado de las elecciones presidenciales del mes pasado. En ellas también se pide el fin de la violencia policial y que se resuelvan cuestiones más amplias de derechos humanos”, declaró este viernes ante el Consejo de Derechos Humanos la Alta Comisionada adjunta en nombre de Bachelet.

Los gobernantes han de escuchar al pueblo

Durante una sesión donde se debatió la situación de las garantías fundamentales en ese país, Nada Al-Nashif, indicó que la clave más importante para una buena gobernanza es escuchar.

No es la única – ya que también hay que actuar – pero escuchar atentamente las diversas opiniones de la gente en el marco de un diálogo auténtico es la única manera de garantizar que el gobierno atienda a sus necesidades, lo cual es su deber”, señaló.

Al-Nashif destacó que tanto la inestabilidad como los conflictos son “destructivos y costosos”.

Recordó también que “cuando los gobiernos limitan las libertades públicas y reprimen las voces independientes, están negándose a sí mismos los beneficios de la participación pública y socavan la seguridad y el desarrolloLa sociedad civil es un socio valioso, no una amenaza; y la libertad de expresión de una pluralidad de opiniones debe acogerse, no reprimirse”.

Hay que primar el diálogo sobre la violencia

Por ello, instó a las autoridades a respetar “las obligaciones que les corresponden en virtud de los tratados internacionales de derechos humanos” y les alentó a mantener “un diálogo transparente e inclusivo en lugar de la violencia”. Además, les pidió que garanticen que no habrá ningún tipo de represalias contra las personas que presenten sus ideas y demandas.

La Alta Comisionada adjunta destacó que deben terminar las violaciones de los derechos fundamentales a la libertad de expresión, información y reunión pacífica, y pidió la liberación inmediata de los detenidos por expresar su disensión o por participar en protestas.

Los derechos humanos son la base más eficaz para lograr un desarrollo sostenible y sociedades estables y prósperas. Existe una necesidad manifiesta de reformas -sobre todo para promover el estado de derecho, crear instituciones responsables y apoyar la buena gobernanza- tras un proceso de consulta inclusivo que permita a las personas participar en la configuración del futuro que desean”, explicó.

En paralelo, instó a las autoridades a facilitar investigaciones independientes, transparentes e imparciales sobre las denuncias de violaciones graves de los derechos humanos, con el objetivo de garantizar la rendición de cuentas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: