MEXICANOS A GUATEMALA A ESPERAR ASILO

Foto: Archivo Tijuanapress.com.

Gobierno mexicano se manifiesta contra la medida que iniciaría en febrero.

Por Vicente Calderón.

Tijuana, miércoles 8 de enero de 2020.

 

En el albergue Juventud 2000, la alegría de los niños contrasta con la preocupación de los adultos.

La noticia de que a partir de febrero podrán enviar a Guatemala a los mexicanos que pidan asilo en Estados Unidos, angustia e indigna.
“Esta como inhibiendo y tratando de dar a entender con este comunicado a que desistan incluso de buscar la protección” dice  Jose Maria García, director del Refugio ubicado en la zona norte de Tijuana.

El activista pro inmigrante asegura que desde hace tiempo ya alberga más mexicanos que centroamericanos.
Por eso, en el albergue les impactaron los nuevos acuerdos logrados por el gobierno de Trump.
“Muy lamentable si México está dentro de ellos porque creo yo que México tiene que buscar la protección de sus ciudadanos.” añade García Lara.
La impunidad con que operan los cárteles de la droga y la corrupción gubernamental hacen la vida imposible en muchos estados de la república mexicana.
“Quería sacar a mi familia por lo que hay en Guerrero” declara Justo López, quien pasa los días en una tienda de campaña como muchos otros en el Juventud 2000.
Guerrero es uno de los estados que ha visto crecer más la violencia y también uno de los más pobres del país.
Justo, su esposa y su hija ayudan en el albergue mientras esperan turno para pedir asilo en California.
“Yo siempre he sido comerciante.En el 2015, comenzaron a cobrarme cuota”, dice el joven padre que se dedicaba a vender cocos y que nunca pensó que tendría que salir de su estado natal.
Pero la idea de que los envíen a Guatemala a seguir su trámite desde allá es tan dura como cuando le atacaron a balazos y mataron a su madre en su tierra.
“Esta mal porque primero mas que nada son países (sic) también que están en peligro y no se cómo nos van a enviar para allá” agrega López.
Hace meses que salieron de Guerrero, donde buscaron ayuda de las autoridades pero no sirvió de nada.
Ante la nueva política nuevamente se siente entre la espada y la pared.
“Si me dicen que me van a enviar… yo ahora si con el dolor de perder mi familia, pues mejor que me regresaría a México”
Este programa ya está enviando a Guatemala a salvadoreños y hondureños que pidieron asilo en la Unión Americana.
En el caso de los centroamericanos que han sido enviados a un tercer país seguro, como Guatemala, hasta ahora solo dos han aceptado la protección.
Los demás consideran que esta nueva disposición no les garantiza la seguridad que están buscando.