“LA REVO”: DIVERSIÓN Y UN CATÁLOGO DE VIOLACIONES A LOS REGLAMENTOS

Por Vicente Calderón.

Tijuana, lunes 30 de septiembre de 2019.

 

Un recorrido por “La Revolución”, la tradicional avenida turística de Tijuana es también un catálogo de violaciones a los códigos municipales.

Motociclistas que circulan por la acera, proliferación de puestos ambulantes de comida en cada esquina y estridentes faltas al nuevo reglamento contra el ruido se repiten especialmente los fines de semana.

En estas imágenes tomadas un viernes por la noche el recorrido de la famosa “Revo”,  empieza a partir de la calle 4ta donde todo parece tranquilo.

Los negocios atraen turistas extranjeros que disfrutan al lado de parroquianos locales.

Y no es extraño ver una que otra familia.

Al irse acercando a la calle sexta el volumen de la música de varios bares se va desbordando e invade las calles.

A la mayoría de los paseantes parece no importarles ni el ruido, ni las motos en la banqueta, ni la basura en la calle.

Tampoco les desaniman los pestilentes olores que salen de las cañerías y se pasean entre los puestos de comida para entrar a veces a ciertos establecimientos.

Por el contrario parecen disfrutar de lo que han dado en llamar “la gastronomía urbana” que florece a la luz de la corrupción, más brillante que los colores en esta fiesta  nocturna.

De la sexta y su renovación después hablamos.