AMLO PLANEA DESTINAR 267 MILLONES PARA ATENDER A RETORNADOS

Calculan un costo diario de casi 600 pesos diarios por migrante.

Por Vicente Calderón.

Tijuana, jueves 4 de julio de 2019.

 

El gobierno mexicano planea destinar más de 267 millones de pesos para la instalación de tres albergues en la frontera norte que recibirían a los extranjeros  retornados a México para esperar su trámite de asilo en Estados Unidos.

La primera de dos fases significa un gasto de  $597.67 pesos  diarios por migrante de acuerdo a los datos de la administración López Obrador.

El cálculo del gobierno comprende  manutención y alojamiento en  tres albergues que se instalarían inicialmente en Tijuana y Mexicali en Baja California y en ciudad Juárez en Chihuahua.

Esta información está contenida en el documento titulado “Propuesta de albergues en la frontera norte de México” firmado por la Secretaría de Trabajo.

Según la estimación del gobierno federal en cada albergue estaría dando cobijo a 3000 personas.

“Al encontrarse saturados los albergues de la sociedad civil y al no existir hoy un fondo para apoyarlos, se instalarán albergues propios de “Primera acogida” en seis puntos de ingreso”.

En la segunda etapa  se montarían en Laredo, Tamaulipas, San Luis Río Colorado, Sonora y Matamoros, Tamaulipas.

Existe un segundo documento titulado “Bolsa de trabajo para migrantes en espera de asilo en Estados Unidos (Frontera Norte de México)” que proyecta cómo emplear a los migrantes retornados.

“Tomando en consideración que el volumen de los migrantes retornados será de aproximadamente 300 personas por día se estima que en los próximos seis meses se estarían recibiendo hasta un total de 54,000 personas” se lee en el documento número 2.

La estrategia a corto plazo tiene la siguiente justificación:

“Al encontrarse saturados los albergues de la sociedad civil y al no existir hoy un fondo para apoyarlos, se instalarán albergues propios de “Primera acogida” en seis puntos de ingreso”.

En Tijuana, varios directivos de albergues de la sociedad civil fueron consultados por Tijuanapress.com sobre la estrategia de gobierno federal y dijeron que no sabían sobre algún plan de la administración del presidente López Obrador para atender a los retornados.

Pero el plan fechado en junio, hace referencia a los refugios que operan al margen del gobierno.

“Paulatinamente se contempla poder colaborar con los albergues de la sociedad civil que participan por su cuenta en la recepción de este tipo de migrantes . Habrá un acercamiento con aquellos ubicados en los 6 puntos de atención para establecer colaboración en dos sentidos: Compartir información y brindar ayuda humanitaria. Este segundo punto a partir de conocer los aspectos en los que tienen déficit de apoyo material”

El proyecto considera que eventualmente los migrantes podrían encontrar la forma de mantenerse por si mismos, para lo cual se instalarían módulos donde pudieran empezar a arreglar su situación para poder laborar legalmente en México y eventualmente recibirían ayuda para tener dónde vivir por su cuenta.

“Se trabaja un mecanismo de viviendas temporales con el INFONAVIT aprovechando aquellas viviendas que hoy se encuentran abandonadas, cuya estrategia y costos dependerá de la definición del estatus legal de las mismas”.

En seguridad destaca que el ejército y la guardia nacional apoyarán a las autoridades del Instituto Nacional de migración para garantizar seguridad en los puntos de internación en la frontera norte.

Sin embargo en fechas recientes varios activistas denunciaron acoso de las autoridades federales contra los migrantes.

En el renglón de estrategias institucionales señala el documento que gobiernos estatales y municipales participarán en la coordinación para la administración y funcionamiento de los albergues.

En Baja California tanto el gobernador de Francisco Vega como el presidente de Tijuana, Juan Manuel Gastelum han declarado que les habían contactado para la instalación de ningún albergue del gobierno federal.

Ambos documentos fueron entregados por la oficina de la presidencia al periodista John Holman, corresponsal en México de la cadena televisiva internacional Al Jazeera.

El viernes pasado y tras visitar la frontera norte para cubrir las condiciones de los solicitantes de asilo retornados a México, Holman cuestionó al mandatario mexicano durante la conferencia matutina conocida como “La mañanera”.