FAMILIARES DEFIENDEN A MARIANO SOTO, DE “TIJUANA SIN CENSURA”

Su familia pide su liberación.

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, miércoles 15 de mayo de 2019.

 

Familiares de Mariano Rafael Soto Cortez quien maneja la cuenta de Facebook denominada “Tijuana sin censura” piden su liberación pues consideran excesiva la decisión del juez Francisco Alberto Molina Hernández de imponerle prisión preventiva.

“Se me hace algo tonto. Primero porque no tenía domicilio y ahora por las pruebas que van sacando. Yo pido que haya justicia”, dijo Estela Cortez, madre de Mariano, quien está bajo proceso acusado de extorsión agravada.

La Sra. Cortez estuvo desde la primera audiencia -el 10 de mayo- acompañando a su hijo de 41 años, junto con otros familiares.

En la segunda comparecencia cuando se determinó su vinculación a proceso y la medida cautelar que lo mantiene en la penitenciaría, la mayor parte de los asientos de la sala eran ocupados por los parientes del imputado.

Al concluir la segunda audiencia la Sra. Cortez aceptó hablar con Tijuanapress.com y defendió a su hijo.

“Porque él tiene una página. El pone el dedo en la llaga  y es lo que molesta” declaró.

Cuestionada sobre si estaba de acuerdo con la forma en que su hijo manejaba las notas que publicaba en “Tijuana sin censura” respondió;
“No estoy de acuerdo pero es algo que a él le gusta y él va a seguir haciéndolo”.
Y añadió :  “Él ha tenido muchos problemas por esa página y yo me he dado cuenta que los ha tenido. Un levantamiento de la estatal”.
Se refiere a lo que Mariano Soto ha reclamado muchas veces y que mencionó durante su intervención ante el juez, cuando dijo que fue detenido arbitrariamente por agentes de la policía estatal preventiva.
“No le importó. Aquí sigue porque le gusta y lo va a seguir haciendo. Nada va a parar esto. Mas que estos escándalos” dijo la mamá afuera de los juzgados.
Mariano Rafael Soto Cortez fue acusado de ser co-participe en el delito de  extorsión agravada contra un empresario a quien la fiscalía dice le presionaron para que les diera 20 mil dólares y 8 mil pesos mensuales durante un año a cambio de retirar una nota falsa y una fotografía alterada.
La extorsión la habría cometido junto con Santiago Correa Collazo un sujeto que ya había sido detenido pero logró que una jueza le permitiera seguir su caso en libertad aunque ahora está prófugo.
Según la fiscalía Correa y Soto amenazaron al empresario que si no accedía a sus condiciones realizarían una campaña de difamación contra él, su familia y su negocio.
Anuncios