PREMIARÁN A PERIODISTAS PRESOS

Foto: Reuters/Ann Wang vía CPJ.org.

Por Vicente Calderón

Tijuana, miércoles 24 de abril de 2019.

 

 

El próximo 2 de mayo los periodistas Kyaw Soe Oo y Wa Lone recibirán el premio “UNESCO /Guillermo Cano” de libertad de prensa a pesar de estar encarcelados.

 

Los reporteros fueron detenidos en diciembre de 2017 y sentenciados a una pena de siete años de cárcel por haber publicado información sobre la matanza de un grupo de hombres de origen Rohingya.

Su arresto ocurrió cuando trabajaban en Rangún para la agencia internacional de noticias Reuters y” cubrían presuntas violaciones de los derechos humanos en el estado birmano de Rakáin” informó UNESCO en el comunicado sobre los ganadores del premio.

Fue un jurado internacional quien decidió otorgar el reconocimiento a la labor de ambos periodistas.

“Wa Lone y Kyaw Soe Oo simbolizan el renacimiento de su país tras décadas de aislamiento”, dijo Wojciech Tochman, presidente del jurado, indicando también que ambos son de origen modesto y provinciano. “Fueron arrestados porque documentaron un tema tabú: los crímenes cometidos contra los rohingyas”, añadió.

 

Cuando ya estaban detenidos la agencia Reuters publicó el trabajo de investigación hecho por los dos periodistas  provocando que siete soldados fueran detenidos y sentenciados por su participación en la masacre.

Esta semana -el 22 de abril- la defensa de Lone y Kyaw presentó una apelación ante la Corte Suprema de Myanmar con la intención de que se revisara su caso pero fue desechada.

El Comité para la Protección de los Periodistas -organización dedicada a la defensa de la libertad de prensa- expresó su desacuerdo por la decisión e que confirmó las sentencia.

“El juez de la Corte Suprema dijo que la apelación fue rechazada y no dio más detalles” expresó en un comunicado CPJ por sus siglas en inglés.

“Las autoridades de Myanmar han cometido una grave injusticia con Wa Lone y Kyaw Soe Oo y sus familias, y han criminalizado el periodismo independiente”, dijo el representante principal del CPJ en el sudeste asiático, Shawn Crispin, de Bangkok.

“Deberían ser libres y capaces de continuar con sus informes, no en las celdas de la cárcel. Su condena y sentencia serán una mancha duradera en la reputación de Myanmar”, añadió.

 

El premio otorgado por la UNESCO reconoce las aportaciones sobresalientes a la defensa o promoción de la libertad de prensa, de manera particular las que se hacen en condiciones extremas o de alto riesgo.

El galardón fue instituido en memoria del colombiano Guillermo Cano Isaza, quien fue director del periodico El Espectador, asesinado en Bogotá frente a las oficinas del diario  el 17 de diciembre de 1986.

Está dotado con 25.000 dólares estadounidenses, financiados por la Fundación Guillermo Cano Isaza (Colombia), la Fundación Helsingin Sanomat (Finlandia) y el Namibia Media Trust.