AUMENTA EL NÚMERO DE MUERTOS TRAS EL SUNAMI

Foto: OCHA/Anthony Burke.

En Indonesia.

 

 

Por Noticias ONU.

Nueva York, miércoles 26 de diciembre 2018.

 

El tsunami golpeó las áreas costeras al oeste de la capital, Yakarta, la noche del sábado hora local, destruyendo casas, hoteles y negocios. Los últimos informes sugieren que las devastadoras olas fueron provocadas por deslizamientos de tierra bajo el agua, luego de la erupción del volcán Anak Krakatau.

Las áreas más afectadas son los distritos de Pandeglang y Serang en la provincia de Banten, y los distritos del sur de Lampung y Tanggamus en la provincia de Lampung, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU.

En una actualización alrededor de las 7 de la mañana hora local, OCHA informó que había más de 280 muertos, más de 1000 heridos, más de 50 personas desaparecidas, y cerca de 12.000 desplazados por el tsunami.

También hay informes de que las carreteras y las redes de tránsito en las áreas afectadas están cerradas o bloqueadas, lo que ha afectado los trabajos de emergencia y dificulta la evaluación del alcance de los daños. La temporada navideña significa que muchos turistas también se han visto atrapados en el desastre.

La Agencia Nacional de Manejo de Desastres (BNPB), el ejército, la policía, la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate, las autoridades nacionales y locales, junto con voluntarios, están brindando asistencia inmediata a los afectados, aseguró OCHA, y señaló que, hasta el momento, el Gobierno de Indonesia no ha solicitado asistencia internacional.

La gente está “comprensiblemente nerviosa”

Una advertencia de marea alta también se mantiene vigente y se ha aconsejado a las personas que se mantengan alejadas de las áreas bajas a lo largo del Estrecho de Sunda, entre las islas de Sumatra y Java. Las sucursales locales y los voluntarios de la Cruz Roja de Indonesia están ayudando a las personas a evacuar de la costa a un terreno más alto.

“La gente está comprensiblemente nerviosa… este es un evento traumático que ha sacudido a la gente“, aseguró la Cruz Roja en un comunicado de prensa publicado el lunes.

Por su parte, la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Ultraterrestre (UNOOSA), que trabaja para la cooperación internacional en el uso pacífico del espacio, incluida la reducción del riesgo de desastres y la respuesta a ellos, ha solicitado la activación de la Carta Internacional “Espacio y Grandes Desastres”.

La Carta Internacional es una colaboración mundial entre agencias espaciales a través de la cual se dispone de datos satelitales útiles para apoyar los esfuerzos de respuesta ante desastres.

Desde su primera activación en noviembre de 2000, la Carta ha publicado datos en cientos de ocasiones, ayudando con el esfuerzo de socorro por inundaciones, huracanes, tsunamis y terremotos.

El “Anillo de Fuego” pone a Indonesia en un riesgo particular

Indonesia, dada su ubicación geográfica a lo largo de la llamada región “Anillo de Fuego” en el Pacífico, una región propensa a los terremotos, con varios volcanes activos, se ha visto afectada por frecuentes terremotos y tsunamis.

Hace solo tres meses, a fines de septiembre, más de 2000 personas murieron cuando un poderoso terremoto azotó la isla de Sulawesi, en el centro de Indonesia, y provocó un tsunami que destruyó la ciudad costera de Palu.

En uno de los peores desastres de la historia moderna, la región también fue golpeada por un devastador tsunami en diciembre de 2004, que se cobró más de 230.000 vidas en 14 países a lo largo del Océano Índico, principalmente en Indonesia.

Esta es una historia en desarrollo, visite el portal de ReliefWeb para obtener actualizaciones humanitarias sobre el desastre.

Anuncios