EXPEDIENTE CONFIDENCIAL

Por Gerardo Fragoso M.

Los desesperados

La candidatura a gobernador significa cosas distintas en cada partido político. Mientras los priistas –salvo algún suicida como Samuel Enrique Ramos Flores–, le huyen a la suya, pues nadie desea cargar semejante cruz, algunos panistas cavilan si tendrá sentido entrarle, para forrase de lana con raudos pases de charola durante la campaña, antes de que se acabe la fiesta, o mejor dejan que otro se meta a la jaula con el tigre y sea el que cargue con el estigma de haber entregado Baja California.

Otra cosa es la de Morena. Esa candidatura es como un T-bone al que le ha caído encima una jauría de personajes invadidos por la licantropía que, cual luna, desató la victoria lopezobradorista, máxime cuando AMLO ha dejado claro que Jaime Bonilla Valdez no irá en esta…

Dichos licántropos no han escatimado recurso$$$ para que algunos comentócratas locales –decirles columnistas es hacerles un favor–, convertidos en vulgar aviso de ocasión, los promuevan. De ese tamaño, la ambición por el poder. Ni un mes ha pasado del triunfo morenista a nivel federal, caray…

En la fila se ha formado Luis Arturo González Cruz. Tiene un gran ‘pero’: Siendo rico, graduado del ‘Tec’ de Monterrey, ex jerarca de cámaras empresariales y presidente de un club para la “alta sociedad” (sic) tijuanense, nada tiene que ver con el México al cual Morena asevera que le hará justicia. Parece más un candidato panista de los ochentas y noventas.

Pero tiene un acierto político que, al final, pudiera inclinar la balanza en su favor: Le apostó a López Obrador en 2006, cuando eso implicaba ser un ‘apestado’ en las élites. Fue candidato a senador en aquel año y, junto a Jaime Cleofas Martínez Veloz, obtuvieron 170 mil 624 votos, el 18.26% de los sufragios. González y Martínez quedaron terceros, 259 mil 781 papeletas por detrás de Alejandro González Alcocer y Jaime Rafael Díaz Ochoa. Eran otros tiempos, que ningún panista se ilusione…

Quizás, aludiendo a ese ‘derecho de antigüedad’, es que González y Martínez sienten que se la merecen…

González puede decir que, a diferencia de Martínez, no ha ‘chaqueteado’, pues el coahuilense, hasta el 10 de enero de 2018, formaba parte del gobierno peñista y de la Secretaría de Gobernación, en su calidad de comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas. Sin embargo, la nariz que le saca González en esto, Martínez la empata con su historial, irrefutablemente de izquierda, ‘pedigrí’ que Luis Arturo, quien se ha llevado su vida en los campos de golf y muy lejos de los más pobres, no tiene, ni tendrá.

Y el punto donde Martínez pudiera darle la vuelta, es su relación con Miguel Ángel Osorio Chong, marionnettiste del PES y conexión, indudable, entre el morenismo más rojo y el priismo más marrón.

¿Mario Jesús Escobedo Carignan? ¿En serio Morena postularía a un hombre que, durante una entrevista, apenas en 2017, dijo tener una “amistad cercana” con el gobernador?

El lunes, muy noche, González Cruz cometió un error, o lo indujeron a cometerlo: Se envió un boletín titulado “se perfila Arturo González Cruz como la mejor opción a la gubernatura de BC”, escrito en tercera persona, lleno de loas hacia el empresario ferretero, donde se aventaron puntadas como decir que “distintos sectores de la población”, sin especificar cuáles, “ven en la persona de González Cruz la más sólida opción para lograr un triunfo contundente hacia la gubernatura” o que “el sector empresarial”, sin mencionar algún nombre, “es optimista para qué (sic) González Cruz obtenga un triunfo rotundo” ¿Neta?

Luis Arturo, no se dé balazos en el pie. No sé quién sea su “brillante” asesor de comunicación, al que se le ocurrió semejante “idea” –que pudiese ser vista, incluso, como una presión hacia AMLO, para que lo nombre candidato–, pero así no se hacen las cosas. Ese tipo de mensajes, ni se envían, ni se operan así. ¿O acaso piensa usted que un medio, sin paga, va a publicar semejante mamotreto plagado de auto zalamería? Peor tantito si lleva faltas de ortografía…

Luego, sería muy oportuno que Gustavo y Adela salieran a precisar si forman parte del grupo licántropo, pues en una columna lo candidatean a él y en otra a ella. Ojalá que no, porque los necesitamos, todas y todos, de contrapesos, papel donde son brillantes ¿O, de verdad, ya se subieron a la jauría de los desesperados?

‘Moches’: Los panistas ya sintieron el apretón en la cartera. Salió a vociferar Damián Zepeda Vidales, presidente del Comité Ejecutivo Nacional panista, malo hasta para ser títere de Ricardo Anaya Cortés. Anunció que “combatirá” a los coordinadores estatales que sustituirán a los delegados federales, “incluso en tribunales”. Pues claro, los azules bien saben que es más fácil robarse recursos con los delegados. Basta con decir “hay 100 –millones, of course–, buscamos alguien que cobre 20, le damos 20 a tu compadre para lo del contrato y las facturas, y nos quedamos con 30 cada uno” ¿O van a decir que no, los muy ratas? Téngalo claro, los panistas quieren que siga la robadera, por eso su feroz oposición…

Anuncios