CORTE INTERNACIONAL ORDENA RESTITUCIÓN POR DESTRUCCIÓN DE PATRIMONIO HISTÓRICO

Los daños ocurrieron en Timbuktú, África.Foto: UNESCO

 

Por  Carla García / Radio ONU.

Tijuana, sábado 19 de agosto de 2017.

 

 

La Corte Penal Internacional (CPI) ordenó este jueves al responsable de comandar la destrucción de varios monumentos en Timbuktu, Mali, que pague 2,7 millones de euros para su reconstrucción.

Ahmad al-Faqi al-Mahdi, que se declaró culpable y pidió disculpas durante el juicio en agosto de 2016, fue condenado a nueve años de cárcel por dirigir los ataques a diez mausoleos y sitios religiosos en esa ciudad maliense en junio y julio de 2012.

Al-Mahdi  ( un extremista islámico) es la primera persona procesada en la historia por cargos de ataques al patrimonio cultural.

La Corte subrayó la importancia del patrimonio cultural y subrayó que el simbolismo e historia de Timbuktu son únicos y tienen un gran valor sentimental para los malienses.

Además, ordenó reparaciones para tres categorías de daños: edificios religiosos, las pérdidas económicas que conlleva la destrucción y los daños morales a la comunidad.

Los monumentos dañados fueron construidos en el siglo XIV, cuando Timbuktu era un centro importante de comercio y religioso para los sufistas. El sitio forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Anuncios