DESALOJAN TERRENOS DEL GRUPO MUZQUIZ

Hubo varios detenidos.

 

 

Por Vicente Calderón.

Video Leonardo Ortiz.

Tijuana, miércoles 28 de junio de 2017.

 

Varias personas fueron detenidas durante el desalojo parcial de los predios que fueron invadidos en el este de Tijuana.

Más de 200 policías de corporaciones estatales acompanaron al agente del ministerio público para reestituir la posesión del terreno a la empresa Proyectos y  Construcciones MUSA S. A. de C. V.  e Inmobiliaria y fraccionadora Lomas S.A. de C. V.

Centenares de personas se apostaron desde hace varias semanas en los enormes terrenos ubicados en las colonias que se encuentran cerca de los fraccionamientos Las Delicias y Natura , junto al Boulevard 2000.

Poco despues de las 10.30 de la manana, los agentes de la policía ministerial y de la estatal preventiva ingresaron a los terrenos.

Hicieron uso de la fuerza para detener a dos personas lo que alborotó a los invasores que mostraron su inconformidad pero la gran mayoría se hizo a un lado por el avance de los oficiales.

Los que se opusieron terminaron detenidos entre ellos una mujer que también fue metida en una camioneta de la policía ministerial.

Los agentes se acercaron a las sencillas construcciones de lonas y madera para avisar a los moradores que tenían que salir del lugar. En general la gente atendió el llamado a abandonarlas sin mayor problema.

Algunos pidieron tiempo para poder llevarse sus humildes pertenencias.

Los cerros son propiedad privada pero están abandonados y eran usados por los vecinos como vereda de tránsito para ir por sus hijos a las escuelas aledanas

Durante el desalojo, algunos de los habitantes de las zonas aledanas resultaron afectados, debido a que el agente del Ministerio Público les impedía el paso.

Pero no todos los invasores fueron desalojados.

Algunos están asentados en predios que son reclamados por otras personas. Y aunque el trámite legal está en proceso, aun no cuentan con orden de restitución.

Pero los que no fueron desalojados hoy sostienen que no abandonarán el predio.

Argumentan que carecen de un lugar propio para vivir, que las rentas son muy caras y que quieren que el gobierno les apoye para poder comprar estos cerros a precios accesibles.

Algunos dicen que no pagaron nada para que les asignaran un lote.

Los invasores rechazaron acudir al programas gubernamentales como los de INDIVI porque aseguran que con los salarios que tienen no están a su alcance.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios