RÁPIDO E INGENIOSO

verdadero-emprendedurismo-mexicano

Así es el trabajo que se consiguieron dos hombres en la frontera.

 

Por Vicente Calderón

Tijuana, lunes 13 de febrero de 2017.

 

Dos hombres encontraron una rápida manera de ganar dinero.

Y cuando decimos rápida no es que se vayan a volver ricos pronto, sino que para ganarse la vida tienen que actuar de prisa.

En Tijuana -frontera con Estados Unidos- justo a la salida de la aduana mexicana, esperan a los tracto-camiones que ingresan al país tras haber dejado su carga “del otro lado”.

Con gran habilidad los dos caballeros que prefirieron no identificarse, cierran las puertas de los contenedores de los camiones, que minutos antes fueron inspeccionados por las autoridades aduanales mexicanas.

El asunto es que esta aparentemente sencilla labor se haga en el menor tiempo posible para no afectar la circulación vehicular en una de las calles de la transitada delegación de Otay.

Son los conductores de los camiones quienes pagan por el apresurado servicio, ahorrándose así, tiempo y molestias. Es solo una propina voluntaria.

La labor parece fácil pero tiene sus riesgos. Los carros siguen circulando mientras ellos evitan que las unidades de carga se tengas que estacionar. Si tuvieran que hacerlo, no habría suficiente lugar para acomodar a todos los tractocamiones junto a la acera, por lo que serían un gran estorbo a la ya de por sí complicada circulación vehicular en Tijuana.

No quisieron revelar detalles de su operación, pero trabajadores del lugar dijeron a Tijuanapress.com que hay ocasiones que llegan a “dar servicio” a unos 300 tractocamiones vacíos en un dia.

No todos aceptan el servicio. Algunos choferes prefieren salir por otra calle, donde se estacionan junto a la banqueta y ellos mismos se bajan a cerrar sus contenedores.

Pero esto no afecta a los responsables de este novedoso servicio.

Es un trabajo callejero, pero que ha servido para que desde hace años se ganen la vida.

Pero como prácticamente toda actividad en México, si tiene algo de éxito pronto aparecerá la corrupción.

No quieren ser entrevistados pero trabajadores de la zona comentaron que no es extraño que las policías de distintos niveles lleguen a cobrar su “comisión”.

Parece que el gobierno le quiere pegar una mordida a esta forma de emprendedurismo mexicano.

Anuncios