EXPEDIENTE CONFIDENCIAL

Comentario Editorial.

 

Por Gerardo Fragoso M.

 

Saña gasolinera

El jueves  comentamos en esta columna acerca de la forma en que el SAT ha exprimido, en este sexenio, a los contribuyentes.

Y fue el jueves mismo cuando la administración federal martilló otro clavo en el ataúd de la economía bajacaliforniana.

Salvo que ocurra un milagro, la gasolina Magna subirá, en toda la zona Costa, 56 centavos de golpe, a partir del próximo miércoles.

La subida también podría afectar a Mexicali, pero eso lo sabremos hasta el próximo martes, cuando en el Diario Oficial de la Federación se confirme el tamaño de la puñalada.

Así, el litro pasará de 13.40 pesos a 13.96, lo que representa un alza de 4.17% entre el anochecer del 2 y el amanecer del 3 de agosto.

La Premium no se quedará exenta del nuevo y más feroz gasolinazo del año, pues subirá 44 centavos, pasando de un precio de 14.37 a 14.81 por cada litro.

Eso implica un incremento de 3.06% en una sola dosis.

Tal escenario refrenda que la política de homologación en los precios de las gasolinas resulta una pesadilla para Baja California.

Con este nuevo aumento, la Magna habrá subido 24.64% en Tijuana y Tecate, tan solo en cinco meses –del 8 de marzo hasta el 3 de agosto-.

Si se aplica el ‘gasolinazo’ en Mexicali, con esa talla, implicará que el combustible verde suba ¡47.10%! en la capital del Estado, durante idéntico lapso.

Respecto a la Premium, el nuevo incremento representa un alza de 20.40% en su precio para Tijuana y Tecate, durante los mismos cinco meses.

Parece altamente probable que el alza en la Premium si termine aplicándose igualmente en Mexicali, con lo cual acumularía 39.32% de aumento en el ya referido periodo.

Y si usted se pregunta por qué razón Pemex vende su gasolina a módico precio en Texas, mientras nos sangra a sus consumidores mexicanos, la respuesta es que los combustibles se han vuelto la gallina de los huevos de oro del gobierno federal, una que ha servido para sacar lo que se ha perdido con la baja en los precios del petróleo –que, paradójicamente, debieran servir para que tuviésemos gasolinas más baratas-.

Para que usted se dé una idea respecto al tamaño de gallina de la que hablamos, basta citar los datos que, al inicio de julio, difundió la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas).

De cada 13.40 pesos que tijuanenses y tecatenses pagan por un litro de Magna, 5.90 se van derechito a la secretaría de Hacienda y Crédito Público, por concepto de impuestos (IEPS e IVA, con los que está gravada).

Esto significa que el 44.3% del costo que tiene cada litro del combustible verde, es para ‘Lolita’.

Curiosamente, la SHCP se ensaña más con el que menos tiene, pues la Premium tiene una carga impositiva menor.

De los 14.37 pesos que se pagan, en todo el estado, por un litro del combustible rojo, únicamente 5.40, esto es, el 37.6%, son para impuestos.

Si las gasolinas no pagaran IVA e IEPS, cada litro de Magna costaría 7.50 pesos; y el de Premium apenas llegaría a 8.97

Es, para efectos prácticos, como si usted pagara un IVA de 37.6% por la Premium y uno de 44.3% en la Magna.

Y si esos datos son terroríficos, peor se ven aún si los ponemos en la perspectiva del costo que tiene un tanque lleno.

Si el gobierno federal no le pusiera esa carga impositiva a la Magna, llenar un tanque de 50 litros –por ejemplo, de un Nissan Tsuru–, costaría 375 pesos.

Con el IVA e IEPS de 44.3% que le pone el gobierno a la Magna, llenar un tanque en Tijuana y Tecate cuesta 670 pesos, esto es, 295 más.

Y con el aumento que vendrá el miércoles, el precio de ese mismo tanque llegará a 698 pesos, es decir, 323 adicionales.

Si usted llena su tanque a la semana, ¿qué cosas podría hacer con esos 323 pesos que, literalmente, el gobierno federal le quita?

REAL POLITIK: Hay varios que ya quisieran cobrar en la delegación federal que tienen destinada. Pero ya les dijeron que eso no ocurrirá antes de que caigan las hojas de los árboles.

Comentarios: gerfragoso@gmail.com

Twitter: @gerardofragosom

Anuncios