FESTIVO DEL 4 DE JULIO COMPLICÓ SITUACIÓN EN ALBERGUES

albergues saturados

Pusieron a trabajar al INAMI.

 

Por Vicente Calderón y Leonardo Ortiz

Tijuana, miércoles 6 de julio de 2016.

 

 

El festivo por el 4 de julio en los Estados Unidos, complicó aún más la difícil situación en los albergues que han estado recibiendo un número extraordinario de personas que buscan asilo político en el vecino país.

Las organizaciones comunitarias – en su mayoría grupos religiosos-  ya establecieron una rutina para trasladar a los peticionarios de refugio al puerto fronterizo en grupos para que presenten su solicitud, mientras reciben a los nuevos que van llegando.

Pero como el gobierno norteamericano no trabajó por la celebración de su independencia, el proceso se interrumpió, dejando lugares como el Desayunador Salesiano sin espacio para albergar a tanta gente.

“Los lugares comunes de atención están completamente llenos” explicó el Padre Jesús María Arambarri, director del comedor del padre Chava, donde trasladan entre 30 y 50 personas diariamente a San Ysidro.

Añadió que desde el 27 de mayo a la fecha han atendido aproximadamente a unas mil personas provenientes de Haití y varios países africanos.

Esto es adicional a los centenares de personas que regularmente acuden a desayunar en sus instalaciones cercanas a la avenida Internacional.

El sacerdote católico comentó que hace unos días tuvieron que llamar al Instituto Nacional de Migración para que atendiera a un grupo que llegó en un autobús, cuando ya no tenían espacio disponible.

La mañana de este miércoles, jóvenes provenientes de países como Gambia o Senegal se encontraban en las instalaciones del desayunador.

La mayoría de ellos vienen procedentes de Brasil, donde estuvieron trabajando durante varios meses y en ocasiones hasta años, pero debido a la situación económica decidieron buscar el asilo en Estados Unidos.

Al menos dos de ellos que accedieron a conversar con Tijuanapress.com dijeron que su paso por México ha sido relativamente fácil comparado con las penurias que muchos han vivido en su travesía previa desde América del sur.

Varios coincidieron que en que el gobierno mexicano les dio un salvoconducto para transitar por su país y que no les cobraron por el mismo.

“Todos los días llegan nuevas personas” dijo el padre Arambarri quien a pesar de la excesiva carga de trabajo y demanda de servicios por este repunte de migrantes se muestra optimista.

Para él ha sido la gente- ya sea por su trabajo como voluntarios o por sus donaciones altruistas- los que han ayudado a atender a todos estos “caminantes internacionales”.

Por eso cuando se le preguntó como hacen para resolver las necesidades que representa dar comida y cobijo a tanta gente respondió:

“Nosotros tenemos aquí un número muy grande de voluntarios incondicionales”

Igual que hiciera Mary Galván, la administradora del albergue para Mujeres Casa Madre Assunta, dijo que quienes han ayudado a los migrantes es la población de Tijuana y sus alrededores.

“La asociación civil entendemos que funciona gracias a la población generosa. Ha habido unas pequeñas ayudas de parte, sobre todo al principio, de parte del Palacio Municipal” dijo el padre Arambarri.
El gobierno de la ciudad aportó aproximadamente unos 200 mil pesos.

Y del gobierno estatal se le preguntó?

“Al principio también hubo algún detalle” respondió.

Se espera que este jueves se normalice la recepción de los solicitantes de asilo en la garita de San Ysidro.

Anuncios