SE EJERCITAN EN EL SITIO DEL CRIMEN

lo mataron en gym3

La vida sigue a pesar de la muerte.

Por Vicente Calderón.

Tijuana, jueves 16 de abril de 2015.

 

Las cosas parecían volver a la normalidad en el gimnasio donde ayer asesinaron a un hombre identificado como Javier García Bojorquez.

Hoy varias personas se ejercitaban en el «Muscle Gym» en el fraccionamiento Villa Floresta.

Un día antes entró un hombre armado y le disparó en al menos 6 ocasiones al muchacho de 28 años de edad a quien conocían por su mote de «Ramses».

Pero este jueves los deportistas hacían sus rutinas tras las rejas, pues los encargados del establecimiento mantenían una puerta metálica cerrada para controlar el acceso.

El joven de la entrada no quiso responder a las preguntas de este reportero.

Las autoridades no dieron a conocer ningún avance sobre la investigación del móvil de crimen, la victima o los asesinos.

No muy lejos de ahí en el mismo fraccionamiento Villa Floresta una pareja de delincuentes robó un cajero automático de una tienda «Seven Eleven».

La policía informó que los empleados del negocio sometieron a los dependientes y les ordenaron tirarse al piso y no verles la cara.

Los agentes que llegaron al lugar como parte de su rondín regular encontraron una varios artefactos como un soplete y una barreta con la que abrieron el cajero automático para sacar el botín.

Aparentemente los rateros tardaron entre 25 y 30 minutos abriendo el cajero.

Durante la época de violencia registrada entre 2006 y 2009 era común que se robaran cajeros automáticos de diversos negocios.

En la mayoría de los casos prácticamente los arrancaban y se los llevaban.

Este es el comunicado que sobre el asalto al cajero de Bancomer emitió la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana.

lo mataron en gym 2

EMPLEADOS NO REPORTARON ROBO DE CAJERO

*Utilizaron soplete para ranurar puerta del cajero

*No se activaron alarmas ni del negocio ni del cajero

Tijuana B.C. 16  de abril de 2015.-  Los empleados que fueron sometidos en una sucursal de la cadena Seven Eleven en la colonia Villa Floresta en distrito Los Pinos , con el fin de cometer el robo del contenido monetario de un cajero electrónico de Bancomer ,  nunca reportaron al 066 la situación.

La policía municipal que tiene punto de firma en esa como en otras sucursales de esa empresa y de otras cadenas,  llegó a su recorrido habitual a las 6 con 19 minutos de este jueves  y encontró a los empleados (4)  tirados boca abajo detrás del mostrador en medio de una nube de humo producto de la forma en cómo realizaron el robo al cajero.

Por las evidencias en el lugar  se percibe que robaron incendiándolo con un soplete y ablandandándolo  cortaron el metal y  pudieron abrirle la puerta al cajero  y así  extraer el dinero, según bomberos esta acción les pudo haber tomado de entre 25 a 30 minutos, las evidencias que encontraron los bomberos es que tras la extracción del efectivo provocaron el incendio para apelar la huida.

cajero 2cajero 3

Fotos: SSPM.

Al entrar los elementos y bomberos localizaron un equipo completo para corte de oxigeno acetileno  abandonado en el interior del negocio junto al cajero  y que constaba de tanque de oxigeno, tanque de acetileno, dos manómetros reguladores de presión, dos mangueras, un soplete y su boquilla, una barreta de “uña” color naranja así como un par de guantes de carnaza, dos desarmadores planos entre otros objetos,  así también  como varias mochilas que quedaron  abandonadas en el sitio.

De acuerdo al reporte de la policía los empleados aun estaban boca abajo en el suelo detrás del mostrador cuando llegaron los elementos y argumentaron que fueron 2 personas las que cometieron el robo,  entre ellos y dieron escazas señas de un vehículo blanco en el que se marcharon.

La Secretaria de Seguridad Pública  SSPM lamenta el que no se haya reportado el robo al número de emergencia 066  ya que con ello la respuesta hubiera sido más efectiva pudiéndose haber activado el plan alfa de inmediato para localizar el vehículo en el que huyeron, pero los empleados indicaron que los sujetos armados les ordenaron desde su ingreso al lugar,  que “el asunto no era con ellos” pero que se tiraran al suelo boca abajo que no los observaran y los inmovilizaron apuntándoles con armas de fuego.

Los 4 empleados indicaron que tras esa amenaza se sometieron y solo escucharon ruidos de maquinas y después comenzaron a percibir el humo.

No se percataron de que los ladrones ya se habían retirado hasta que no observaron los monitores de circuito cerrado de la empresa, momento en que la policía acudía a su habitual punto de firma,  así mismo indican que las alarmas de la sucursal y la propia con que cuenta el cajero nunca fueron activadas. Por fortuna no resulto nadie con lesiones. 

cajero 1

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: