IMPEDIRÁN QUE INDIGENTES Y DEPORTADOS REGRESEN AL CANAL

sacan a deportados que viven en el bordo

Cientos viven en el lecho del río ante la falta de albergues.

Por Vicente Calderón

Tijuana, lunes 2 de febrero de 2015.

 

Las autoridades de Tijuana mantendrán vigilancia en los accesos al canal del río Tijuana para tratar de impedir que regresen centenares de indigentes, deportados y drogadictos que residen en el mismo.

Durante la tormenta que cayó sobre esta frontera desde el sábado pasado, las autoridades ingresaron argumentando que tenían que desasolvar algunas de las áreas y rescatar a los moradores de la canalización, que estaban en peligro por el crecimiento del caudal que llegó a casi metro y medio de altura según dijo Bernardo Padilla, Secretario general de gobierno del XXI Ayuntamiento.

«Sí nos preocupó los altos niveles que subió el canal en la tarde. Siguen los trabajos realizándose, sigue el resguardo del bordo» dijo el funcionario municipal en la conferencia de prensa a la que convocaron para dar a conocer las afectaciones provocadas por la lluvia y el consecuente estado de Pre Alerta que determinó Protección Civil de la ciudad.

«Se tenía el grave temor de que ocurriera una tragedia» agregó Padilla Muñoz.

Acompañado del recién nombrado Secretario de Desarrollo Social Municipal, Rodolfo López Fajardo comentaron que las personas que moraban en los desagües, en las compuertas y en los agujeros que hacían en la tierra que se acumula en el cauce del río, fueron llevados a albergues que operan en la ciudad.

«Ayer se sacaron aproximadamente 209 personas esos fueron llevados a algunos albergues y algunos que de manera voluntaria quisieron irse a algunos centros de rehabilitación también fueron canalizados»

En los últimos 4 meses apoyaron a 320 individuos que vivían en lo que se conoce como «El Bordo» enviándoles de regreso al sur del país, a sus lugares de origen.

480x60px

También mencionó que ese lapso canalizaron a 300 personas a Centros de Rehabilitación contra las adicciones debido a su hábito de consumo de drogas.

No es la primera vez que las autoridades anuncian que tomarán medidas para desalojar de la canalización a quienes ahí viven.

Anteriormente otras administraciones los han desalojado por la fuerza quemándoles las improvisadas moradas que construyen y que en muchas ocasiones no son más hoyos en la tierra y techos con lonas y madera de desechos.

Tijuana no cuenta con albergues públicos para los miles de repatriados de Estados Unidos que llegan por esta frontera. La mayoría de los migrantes o deportados recurren a organizaciones de la sociedad civil, la mayoría a cargo de grupos religiosos que gratuitamente les dan un lugar para pasar la noche y alimento, pero solo por tiempo limitado.

El gobierno municipal ha hecho algunos convenios con grupos comunitarios para que den hospedaje a indigentes y deportados durante las lluvias pero regularmente les cobran entre 15 y 20 pesos por día.

La queja principal de los habitantes del canal, es la falta de empleo, según determinó un reciente estudio hecho por el Colegio de la frontera Norte.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: