LA MENOR SE DISPARÓ: PGJE

Por Daniel Ángel

Tijuana, B.C., 2 de diciembre 2009, T.P.- La PGJE descartó mediante dos comunicados de prensa que la muerte de la menor Abril Rios Juárez ayer por la noche en playas de Tijuana, fuera producto de una bala perdida en el ataque en contra de José Luis Humberto Vázquez, secretario de acuerdos del grupo antisecuestros ultimado en la entrada al mismo fraccionamiento.

En un primer boletín, la Procuraduría General de Justicia Estatal (PGJE) menciona que se trató de dos hechos aislados, más tarde explicó que «la bala que cegó la vida de Abril Ríos Juárez fue de un arma tipo escuadra calibre .22, que ella misma detonó por accidente al abrir un cajón» y el proyectil la impactó en «la cara anterior del cuello».

Esto, aseguran, ocurrió en su domicilio ubicado en la calle Golfo Pérsico, lote 46, manzana 27 de la colonia del mar, y no en la joya como en un principio se dijo en este espacio según información consiguida en el lugar donde la menor perdió la vida; la estación de bomberos No. 10 en playas de Tijuana.

«El procurador me informa hoy que en la revisión de la jovencita, en el cuello encontraron pólvora», y una bala perdida no deja polvora en el cuerpo de quien la recibe, adelantó por la mañana el gobernador Osuna Millán.

De acuerdo a la información oficial, la PGJE «dará vista a la delegación estatal de la PGR por la posesión del arma, para que desahogue las diligencias que corresponden».

El día de ayer en la estación de bomberos, fueron personas cercanas a la familia de Abril los que informaron que había sido una bala perdida la que le quitó la vida a la menor.

La PGJE no aporta mayores datos sobre cómo tras las diligencias de servicios periciales se obtuvo la conclusión de que la menor se disparó accidentalmente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: