ELIMINAN CATEGORÍAS DE PERIODISMO CULTURAL Y ENSAYO DEL PREMIO ESTATAL DE LITERATURA

Por  Jeanette Sánchez.

Las categorías de Periodismo Cultural y Ensayo fueron eliminadas de la convocatoria a los Premios Estatales de Literatura en su edición 2022, que fue dada a conocer hace unos días por Alma Delia Ábrego Ceballos, titular de la Secretaría de Cultura de Baja California, sin dar a conocer los motivos de esta decisión.

Ante tal acción, periodistas, escritores y ensayistas han manifestado su molestia e indignación al ser esta convocatoria la única posibilidad en la entidad de someter sus trabajos a premiación.

Francisco Javier Fernández Aceves, titular de la dirección Editorial y de Fomento a la Lectura declaró que “es temporal, es un esfuerzo por reestructurar el concurso, de subirle el nivel… La decisión fue irnos por las seis categorías que tengan una relación más directa con los lectores, sobre todo, de educación básica, o sea público infantil y juvenil, que sean consumidas en bibliotecas y salas de lectura”.

Por su parte, el dramaturgo, periodista y ensayista Hugo Alfredo Hinojosa, tijuanense ganador del premio en Periodismo Cultural 2020, refirió vía telefónica que le parece “muy grave, quiero creer que la persona encargada de palomear la convocatoria se le pasó, o que hay un plan en pro. Ya de por sí no es fácil encontrar este tipo de publicaciones, en el caso de Ensayo me parece vital que exista, yo mismo soy ensayista”.

“Respecto al periodismo cultural creo que si el propio gremio no levanta la voz es muy complicado; lo lamento muchísimo, ojalá todo esto sea de verdad para una restructuración, yo estaré al pendiente”, afirmó.

En tanto, Manuel Ayala, corresponsal en Tijuana de la agencia internacional de noticias EFE, externó que “es crítico que la máxima institución de cultura en el estado prescinda de ello, que no se preocupe en tener estas categorías para premiar el trabajo que se está haciendo en ellas”.

Para Guadalupe Rivemar, periodista cultural e integrante del Foro de Comunicadores de Baja California, declaró que “no darle su lugar, restarlo, va incluso en contra de las mismas instancias oficiales que promueven la cultura, pues poco eco tendría su esfuerzo. Si es deseable que se reconsidere y se restablezca la categoría (de periodismo cultural)”.

Joatam Basave, presidente de la Asociación de Periodistas de Ensenada exclamó que “se deberían buscar estrategias para fomentar este ejercicio, como colega de la fuente señaló que no está bien. Debe analizarse tener presentes estas categorías; si la argumentación es que no es literatura como tal, entonces se tendría que hacer un certamen donde se premie al periodismo cultural. Estos premios son el único espacio donde se podía postular un trabajo y al eliminarlo significa seguir relegando o haciendo menos a esta rama del periodismo”.

Desde Mexicali el periodista Cosme Collignon, advirtió que “algo malo está pasando. El periodismo cultural es muy importante. Es un periodismo marginado, marginal, porque a diferencia del periodismo de espectáculos, donde hay muchos premios, aquí no es así. Como siempre hacen las cosas sin preguntarle a nadie”.

Al cuestionar los motivos por los que han quedado fuera estas dos categorías Fernández Aceves hizo alusión a que “las últimas dos ediciones estuvieron muy atropelladas, con incumplimientos, en 2018 y 2020”.

“Lo que se hizo fue evaluar todas las características de la convocatoria para poder lanzarla de manera que pueda mejorar en el largo plazo y lo primero que vimos es que ya no era sostenible pagar los mismos 25 mil que se vienen pagando desde hace más de una década…eso le pega también al prestigio del premio porque no resulta tan atractivo para los concursantes…la decisión se tomó para poderle subir el nivel, que era elegir seis categorías para poder pagar una bolsa más grande, se subió de 25 mil a 40 mil pesos el premio. Era importante romper esa barrera”.

“Cuento, poesía, novela, dramaturgia, cuento infantil y dramaturgia infantil son las que permanecen, ahora, esta decisión implica lo siguiente: cuando retomemos esas categorías en las ediciones próximas vamos a darle entrada a los textos de periodismo cultural que tengan hasta cuatro años de haberse publicado, en lugar de los dos que se pedían”.

“Es una decisión con la secretaría, con el equipo de la Dirección Editorial, no está regulado por Junta de Gobierno, las convocatorias se han manejado con el criterio que se considere para que tengan la calidad, de esa manera se está haciendo”.

Sobre la posibilidad de considerar posibilidades como la búsqueda de patrocinios o elevar las metas en la generación de recursos propios para mantener todas las categorías, el también escritor y profesor universitario que se sumó hace unos meses al equipo de la Secretaría de Cultural refirió que “la gestión de recursos público-privados mixtos se está manejando en actividades de fomento a la lectura en escuelas, estos premios los estamos fondeando con recursos del instituto, públicos finalmente”.

“Reitero que el recurso público para los premios creció, se incrementó la bolsa, porque también se contempló recurso que no estaba previsto en otras ediciones, como el pago de diseño editorial a nivel profesional, normalmente se diseñaba con el equipo que se tiene, que no es un diseño de nivel, visualmente los libros de los premios no eran competitivos a nivel visual”.

Los interesados en participar en las categorías que permanecen vigentes podrán enviar su libro por correo electrónico a más tardar el 28 de febrero, los resultados se darán a conocer en abril 2023 y la premiación se llevará a cabo en agosto del 2023; según lo indica la convocatoria publicada en https://www.bajacalifornia.gob.mx/Cultura/Secciones/Convocatorias

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: