Simulacro en San Ysidro

Las autoridades norteamericanas advirtieron sobre el despliegue de fuerza esta mañana en la garita de San Ysidro, que incluyó equipo antimotines.

“Estamos conduciendo un entrenamiento, la garita continuará sus operaciones normales en unos momentos ” decía la grabación de una voz femenina mediante el sistema de sonido.

Lo llamaron simplemente un entrenamiento de seguridad y detonaron bombas de humo. 

Aunque solo duró unos 30 minutos retrasó la ya de por sí lenta fila de autos en la frontera más transitada del hemisferio..

A Francisco Morante, un residente de Tijuana le tomó más tiempo del que pensaba pasar «al otro lado».

“Esas personas con la intención de cruzar a Estados Unidos están muy mal informadas. Usted y yo sabemos la realidad que no van a pasar por aquí”, dijo el Sr. Morante.

Los fronterizos entienden que el simulacro pretende desalentar  intentos masivos de cruce como el ocurrido en  2018.

“El gobierno de estados Unidos está viendo  que se está replicando la experiencia que tuvimos con la caravana”, comentó Soraya Vázquez, activista pro inmigrante de la organización “Al otro Lado”

El campamento establecido en la otra garita cerrada desde la contingencia por el Covid 19 parece ser el destinatario de este operativo.

“Hay mucha desesperación, la gente siente que  ya perdió todo, ya dejó todo, ya no tiene más que perder se va a arriesgar a cualquier cosa” dijo Soraya.

Darlin Oliva y su familia  salieron del campamento a caminar. Oyeron la bulla y se acercaron a la garita. 

“Ellos lo que tratan pienso yo a modo de intimidarnos a nosotros, pues nosotros no somos una caravana”, dijo el hondureño que llegó con su niño en brazos

En el Chaparral organizaron una conferencia de prensa para enfatizar que su petición es ordenada y respetuosa.

“No queremos nada a la fuerza, estamos bajo sus leyes, estamos bajo sus órdenes y lo que queremos ( es ) una respuesta clara esa es la petición que les pedimos una respuesta clara al presidente y a las autoridades de Estados Unidos”, dijo una mujer de Honduras que tiene más de tres semanas en el campamento.

El campamento no para de crecer y ya son personas de cuando menos 7 países las que esperan pedir asilo en Estados Unidos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: