Crece campamento en El Chaparral

La entrada a El Chaparral se convirtió en un campamento de migrantes.


«Ya llevamos como dos semanas aquí esperando resultados» dijo Wilber Mercado, un migrante salvadoreño que se encuentra acampando con su familia.


La frontera sigue cerrada y nada más pasan 25 al día. Exclusivamente los que tienen trámite en marcha bajo el programa MPP.
Karla ¨MacFarland, la alcaldesa suplente de Tijuana visitó el campamento.

«Aunque estén aquí no les vamos a poder ayudar porque la manera de poder entrar es a través  en línea»,comentó a los medios de comunicación.


Reiteran que por ahora no los recibirán.
Pero eso no los detiene.
Mercado el migrante  de El Salvador declaró «Hay más probabilidades de estar aquí que el estar esperando en casa»
Afirma que llegó de centroamércia hace 2 años.

Su segunda hija nació en México.
No es el único. 


«Mi hijo nació acá no me dejan registrarlo» expresó Ricardo Medina con su bebé en brazos.
El registro civil vino a atender casos como este. Pero él no pudo registrar a su crío.

Pero si la Pandemia detuvo la migración, los huracanes y la miseria la reactivaron.
Natividad Castro es de Honduras y con todo y sus 72 años hizo el viaje desde su tierra hasta la frontera.

«Yo no quiero un asilo por mucho tiempo, nada más un rato para ganar un dinerito» dijo la mujer que llegó a Tijuana hace unos días.


«Lo que dijeron es que cuando entró el presidente nos iba a dar 100 días de permiso y en eso estamos».

En realidad el gobierno norteamericano ha estado pidiendo que no se acerquen a la frontera pues continúa cerrada.

Pero mucha gente ha estado llegando sola o en pequeños grupos.

Algunos la llaman ¨Migración hormiga¨

Dagoberto Uzeta emigró también de Honduras.

«No venimos en caravana venimos independiente»
Grupos comunitarios les traen alimento y donaron casas de campaña. Pero no alcanzan para todos.

«Aquí como el ganado, porque no nos han dado ni una carpa para siquiera para el sereno» dijo la recia mujer hondureña, Natividad.

El gobierno repartió cobijas y cubrebocas.
No está claro cuánto tiempo permitirán que la gente se siga instalando porque los riesgos para la salud aumentan cada día.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: