PRISIÓN PREVENTIVA A MARIANO (N) DE “TIJUANA SIN CENSURA”

Acusado de extorsión agravada.

 

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, viernes 10 de mayo de 2019.

 

El responsable de la página de Facebook denominada “Tijuana sin censura” seguirá preso mientras se determina si se le vincula a proceso por el delito de extorsión agravada.

Mariano Rafael (N) está acusado por la Procuraduría estatal de justicia de Baja California de obtener 111 mil pesos  de un empresario a cambio de cesar y no reanudar una campaña de difamación y desprestigio.

Vistiendo el overol anaranjado obligatorio para los presos, la tarde de este viernes,  fue llevado ante el juez que presidió la audiencia relacionada con la causa penal 01367/2019.

La fiscalía pidió la vinculación a proceso argumentando que tiene pruebas suficientes para acusarlo de que junto con otro sujeto presionaron a un empresario local para que pagara 20 mil dólares y además 8 mil pesos mensuales si quería que retiraran una publicación en el portal “Tijuana sin censura” donde lo acusaban de falsificar certificados ambientales para la importación de vehículos y de estar involucrado en el delitos de armas.

Tras la presentación de los cargos al individuo que se promueve principalmente mediante videos que sube a su cuenta denominada “Tijuana sin censura”  el juez le preguntó si quería declarar algo. Consultó con su abogado de oficio y respondió:

“Por el momento no” y agregó “Me reservo mi derecho”.

Posteriormente el fiscal mencionó tener recibos de depósitos en cuentas bancarias a nombre del imputado y que correspondían a lo declarado por la víctima sobre cómo realizó los pagos.

El denunciante es director de un negocio de importaciones y ex dirigente de una asociación nacional de importadores y exportadores y en su declaración dijo que en noviembre de 2017 hubo una publicación falsa con un fotomontaje en la citada red social donde le llamaban “Ave de rapiña” y le involucraban en actividades ilícitas.

De acuerdo a documentos leídos durante la audiencia la victima, “ha asistido a tratamiento psicológico” a consecuencia de la intimidación de que fue objeto.  Agregó que los acusados le amenazaron con continuar una campaña de desprestigio contra “él y su familia”.

Según lo expuesto, originalmente le exigían 100 mil dólares para quitar esa publicación, pero eventualmente terminó haciendo dos pagos de 10 mil dólares a un sujeto identificado como Santiago Correa Collazo y 7 mil pesos al responsable de “Tijuana sin censura”.

Aceptó que continuó pagandole 8 mil pesos mensuales hasta noviembre de 2018.

También mencionaron que después de que empezó a hacer los pagos retiraron la publicación donde aparecía la foto modificada para que se le viera con un arma en la mano y además apareció en el portal  una disculpa  retractándose de lo publicado.

Un perito de la Procuraduría confirmó que en “Tijuana sin censura” existía esa retractación.

La defensa pidió la ampliación del término de hasta 144 horas para presentar su argumentos y se inconformó con la petición de la solicitud de prisión preventiva por considerarla “muy gravosa”.

Pero el juez determinó que era valida la preocupación de la fiscalía de que si se le dejaba en libertad pudiera destruir evidencias contenidas en la página de “Tijuana sin censura”  lo que podría obstaculizar la investigación.

 

De esta forma quedó en prisión hasta la siguiente audiencia programada para la semana siguiente cuando se resolverá si se le vincula a proceso por el cargo de extorsión agravada.

 

 

 

 

 

Anuncios