EXPEDIENTE CONFIDENCIAL

 

Por Gerardo Fragoso M.

Convenio 98

El jueves pasado, los senadores ratificaron el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, popularmente identificado con el nombre de Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Tal documento no es nuevo, pues fue adoptado en la 32 reunión de la OIT, celebrada el 1 de julio de 1949, entrando en vigor el 18 de julio de 1951, esto es, hace 67 años. Pero no se había ratificado en México porque los gobiernos panistas y priistas, lacayos de los ricos, lo impedían.

Dicho convenio establece, básicamente, las tres siguientes garantías para los trabajadores:

– No se puede “sujetar el empleo de un trabajador a la condición de que no se afilie a un sindicato, o a la de dejar de ser miembro de un sindicato”: Esto les pudre a muchos empresarios porque, durante décadas, México vivió en un oscurantismo laboral donde, para darle empleo a una persona, le exigían no estar afiliado a un sindicato ¿Y por qué los empresarios no querían personas afiliadas a sindicatos? Porque los sindicatos defienden al trabajador, exigiendo, por ejemplo, que no le paguen una miseria.

Por ello, durante todo el siglo 20, los ricos mexicanos, aliados con los medios masivos de comunicación –particularmente, las cadenas nacionales de televisión y radio–, expandieron el discurso de que los sindicatos eran “malos”, e hicieron ver a todo trabajador sindicalizado como alguien “flojo”, o que no era “decente”… y así, tuvieron a hordas de clasemedieros manipulados y dejados, que les huían a los sindicatos, mientras eran sumisos con sus patrones, que les pagaban cada vez menos y menos y menos. Así, llegamos a tener los terceros peores salarios de América Latina, solamente por encima de Venezuela y Nicaragua.

No extraña que tipejos como Alejandro Ramírez Magaña, júnior heredero, al que no le costó nada de lo que tiene, dueño de Cinépolis y presidente del Consejo Mexicano de Negocios, se haya opuesto ¡Si se hace más y más y más rico explotando a jovencitos con necesidad, que trabajan en sus cines a cambio de una miseria que no les sirve ni para pagarse sus estudios!

Un sindicato consigue, SIEMPRE, mejores salarios para sus trabajadores. Para muestra, dos botones: el primero, cualquier secretaria burócrata sindicalizada gana tres veces más que una secretaria que trabaja en la iniciativa privada y no tiene sindicato que la defienda; el segundo, un maestro sindicalizado tiene una pensión de 50 mil pesos mensuales que JAMÁS podrá tener un maestro que trabaje en una escuela particular ¿Verdad que un sindicato si puede hacer que un trabajador y su familia vivan mejor?

– No se puede “despedir a un trabajador, o perjudicarlo en cualquier otra forma, a causa de su afiliación sindical, o de su participación en actividades sindicales”: Más claro, ni el agua.

– No se permitirán “actos de injerencia” en los sindicatos, “principalmente, las medidas que tiendan a fomentar la constitución de organizaciones de trabajadores dominadas por un empleador”, o “a sostener económicamente, o en otra forma, organizaciones de trabajadores, con objeto de colocar estas organizaciones bajo el control de un empleador”: Este punto significa que no se permitirán los llamados ‘sindicatos blancos’, es decir, aquellos que no son más que sindicatos falsos, creados por el mismo patrón, para disimular y seguir abusando de sus trabajadores.

– “Deberán adoptarse medidas (…) para estimular y fomentar (…) el pleno desarrollo y uso de procedimientos de negociación voluntaria, con objeto de reglamentar, por medio de contratos colectivos, las condiciones de empleo”.

La ratificación del Convenio 98 por parte de México, fue aplaudida por la ONU, pues nos saca, al menos en algo, de la tiranía empresarial en la que hemos vivido. Y a los riquillos que les pudrió eso, pues pónganse pomada. Becerdiler.

¿Quién votó a favor del Convenio 98?: La totalidad de los 78 senadores presentes votó en favor. Todos los senadores del PAN, incluyendo a la bajacaliforniana Gina Andrea Cruz Blackledge, se salieron en protesta. Para que tenga claro quien está en contra de nosotros y de nuestras familias. Para que vea quienes nos quieren seguir teniendo con sueldos de miseria.

Comentarios: gerfragoso@gmail.com