El cabo 20, el prestigio del Fiscal Carpio y el gobierno de Marina (o Morena)

Este sábado un juez decidirá si David López Jiménez, alias ´´Cabo 20´´ recupera su libertad

nuevamente tras ser detenido como sospechoso de otro delito.

Por ley se le considera inocente hasta que un tribunal determine lo contrario, aún cuando haya sido detenido en varias ocasiones.

Le toca al ministerio público convencer al juez de la culpabilidad del sujeto que fue identificado por la Fiscalía de Baja California como autor intelectual del asesinato del foto periodista Margarito Martínez y sospechoso de estar vinculado al homicidio de la reportera y conductora de noticias Lourdes Maldonado.

López Jiménez fue llevado a una audiencia de formulación de cargos el lunes 14 de noviembre como instigador del homicidio de un hombre que según las autoridades estatales se negó a vender droga para la organización que presuntamente representa el también apodado El lobo.

Pero su defensa pidió la ampliación del plazo constitucional para responder a esa acusación.

El homicidio por el que se encuentra detenido ocurrió después del asesinato de Martínez Esquivel pero ya anteriormente las autoridades de la mesa de coordinación lo habían identificado como un ´´ generador de violencia´´ y su foto fue incluida en la lista de sospechosos de homicidios que dieran a conocer las autoridades militares.

A pesar de eso y tras su más reciente arresto López Jiménez logró recuperar su libertad después de que lo arraigaran autoridades federales que anteriormente lo tuvieron bajo su custodia por otros delitos como portación de arma.

Pero a pesar de que se le ha relacionado con distintas organizaciones del crimen organizado la Fiscalía General de la República nunca ha logrado mantenerlo preso.

El gobierno federal ya demostró de nuevo que ha sido incapaz o no ha querido cumplir con la ley a pesar del largo historial del ´´Cabo 20´

De acuerdo a diversas versiones policiacas e incluso en relatos expresados por delincuentes en algunas ¨narcomantas ´´ tras sus arrestos ha conseguido que lo liberen y ha vuelto a cometer distintos crímenes que le han costado la vida a varias personas.

Y aunque todavía no enfrentará a la justicia por el asesinato de Margarito Martínez, el fiscal Ricardo Iván Carpio Sánchez se juega su credibilidad y capacidad en la audiencia del sábado.

También la gobernadora que tras los asesinatos de los dos periodistas en enero se comprometió a resolver los crímenes, tiene su prestigio en juego.

El estado parece muy convencido de tener al verdadero responsable de la muerte de Martínez Esquivel, tanto que ha identificado incluso su presunta filiación con el cártel Arellano Félix.

La autoridad tienen la carga de la prueba. Procesarlo por el crimen de Adrían N, el hombre asesinado en junio de 2022 para poder ir construyendo legalmente el caso por el asesinato del fotógrafo de prensa parece ser la estrategia de la fiscalía

Pero su reputación sería lo de menos. La incapacidad de los gobiernos de Morena y de cualquier otro partido en México significan que los criminales pueden seguir matando gente de manera impune a pesar de sus promesas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: