La guerra en Ucrania pone en peligro la recuperación del comercio mundial

Foto: © FAO/Genya Savilov.

La guerra en Ucrania ha amenazado las cadenas de suministros impactando los precios de alimentos, y otros bienes. Los efectos se sentirán en todo el planeta, dijo el martes la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Se espera que el volumen del comercio mundial de mercancías crezca sólo un 3% este año, por debajo del pronóstico anterior que fue del 4,7 %, y del 3,4 % en 2023, aunque estas cifras podrían revisarse dada la incertidumbre que rodea al conflicto.

La invasión rusa comenzó el 24 de febrero y la Organización dijo que la consecuencia más inmediata de la guerra ha sido un fuerte aumento en los precios de las materias primas.

Disminución de suministros, precios más altos

Tanto Rusia como Ucrania son proveedores clave de bienes esenciales como alimentos, energía y fertilizantes, cuyo suministro ahora está amenazado.

También se han detenido los envíos de cereales a través de los puertos del Mar Negro, con posibles consecuencias nefastas, especialmente para los países más pobres.

“Suministros más pequeños y precios más altos de los alimentos significan que la población más pobre del mundo podría verse obligada a prescindir de ellos. No se puede permitir que esto pase señaló Ngozi Okonjo-Iweala, directora general de la OMC.

Los refugiados de Ucrania llegan a Polonia por el cruce fronterizo de Medyka.

© ACNUR/Chris Melzer

Los refugiados de Ucrania llegan a Polonia por el cruce fronterizo de Medyka.

Se necesita más comercio

La guerra tiene lugar mientras otros factores afectan al comercio mundial, incluidos los últimos bloqueos debidos al COVID-19 en China que nuevamente están interrumpiendo el comercio marítimo justo cuando las presiones a la cadena de suministro parecían estar disminuyendo.

Ngozi Okonjo-Iweala instó a los gobiernos a trabajar con organizaciones multilaterales como la OMC para facilitar el comercio.

“En una crisis, se necesita más comercio para garantizar un acceso estable y equitativo a las necesidades. La restricción del comercio amenazará el bienestar de las familias y las empresas y hará más difícil la tarea de construir una recuperación económica duradera de la pandemia del COVID19,» dijo.

Estimación del impacto de la guerra

Dada la escasez de datos sobre el impacto económico del conflicto, los economistas de han tenido que confiar en simulaciones para sus suposiciones sobre el crecimiento del producto interno bruto (PIB) global hasta 2023.

Esas estimaciones capturan los efectos directos de la guerra, entre ellos la destrucción de la infraestructura y el aumento de los costos comerciales; el impacto de las sanciones rusas, incluido el bloqueo de los bancos rusos del sistema de pagos bancarios internacionales SWIFT; y una demanda agregada reducida en el resto del mundo, debido en parte a la creciente incertidumbre.

La Organización de comercio  dijo que el PIB mundial al tipo de cambio del mercado debería aumentar un 2,8 % este año, o 1,3 puntos porcentuales por debajo del pronóstico anterior.

El crecimiento de la producción debería aumentar al 3,2 % en 2023, “suponiendo una incertidumbre geopolítica y económica persistente”, que está cerca de la tasa promedio del 3,0% para el período 2010-2019.

En la región de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), creada tras la disolución de la Unión Soviética en 1991 y que excluye a Ucrania, se espera que el PIB caiga un 7,9%, lo que provocará una disminución del 12% de las importaciones.

Sin embargo, las exportaciones deberían aumentar en casi un 5%, ya que otros países continúan dependiendo de la energía rusa.

«Si la situación cambiara, podríamos ver un mayor crecimiento del volumen de exportación en otras regiones productoras de combustible», dijo la OMC.

Bajo crecimiento del comercio de mercancías

Dadas las suposiciones actuales del PIB, la agencia ha proyectado que el crecimiento del volumen del comercio de mercancías este año podría llegar a ser tan bajo como un 0,5% o tan alto como un 5,5%. Las cifras se actualizarán en octubre o con anterioridad, si se considera necesario.

El volumen del comercio mundial de mercancías creció aproximadamente dos veces más rápido que el PIB mundial en las dos décadas anteriores a la crisis financiera mundial de 2007-2008. La relación cayó a alrededor de 1:1 en promedio a raíz de la crisis.

Si se cumple el pronóstico actual, no habrá un cambio fundamental en la relación entre el comercio y la producción.

Los riesgos para el pronóstico son mixtos y difíciles de evaluar objetivamente”, dijo la agencia. «Existe cierto potencial positivo si la guerra en Ucrania termina antes de lo esperado, pero podrían surgir riesgos sustanciales a la baja si la lucha persiste durante mucho tiempo o si el conflicto se intensifica».

Exportaciones e importaciones de mercancías por región, 2019T1-2023T4. Índice de volumen, 2019=100.

OMC y la UNCTAD

Exportaciones e importaciones de mercancías por región, 2019T1-2023T4. Índice de volumen, 2019=100.

Petróleo y gas natural

Los precios mundiales del combustible ya estaban subiendo antes de la guerra. El mes pasado, el precio de referencia del petróleo crudo fue de 118 dólares por barril, un 38% más que en enero y más del 80% interanual. Los precios diarios se han moderado recientemente, desde un máximo de 128 dólares por barril el 8 de marzo hasta $104 dólares el 1 de abril.

A diferencia de los precios del petróleo, el costo del gas natural ha variado considerablemente entre regiones. En Europa, donde muchos países aún dependen de los suministros rusos, el precio aumentó un 45% entre enero y marzo, a 41 dólares por millón de unidades térmicas británicas (Btu). El precio se ha mantenido relativamente bajo en los Estados Unidos, aproximadamente 4,9 dólares.

La agencia de comercio dijo que los precios más altos del petróleo pueden reducir los ingresos reales y la demanda de importaciones en todo el mundo, mientras que los precios más altos del gas natural probablemente tendrían un mayor impacto en Europa.

Efecto de las sanciones

El pronóstico comercial se publicó junto con las estadísticas comerciales anuales de mercancías y servicios comerciales.

El volumen del comercio de mercancías, medido por el promedio de exportaciones e importaciones, aumentó un 9,8 % en 2021, y el valor creció de un 26% hasta los 22,4 billones de dólares.

El comercio de servicios, que incluye el sector del transporte y cubre el envío de contenedores y la industria de las aerolíneas de pasajeros, también aumentó un 15% en 2021, alcanzando los 5,7 millones de dólares.

Aunque el comercio en el sector de viajes fue positivo en general, las cifras se mantuvieron débiles, ya que las restricciones por el COVID-19 solo se redujeron parcialmente durante el año.

La Organización Mundial del Comercio afirmó que es probable que las sanciones occidentales sobre las empresas y los individuos rusos tengan un fuerte efecto en los servicios comerciales.

“Antes de la pandemia, los servicios de viajes, turismo y transporte aéreo eran los servicios más comercializados por Rusia, representando el 46% de sus exportaciones y el 36% de sus importaciones. Estos servicios, ya muy afectados por la pandemia, pueden verse fuertemente afectados por las sanciones económicas”, señaló la agencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: