IMPLEMENTAN LA REPATRIACIÓN EXPRESS POR LA PANDEMIA

También cerraron las cortes de migración.

Por Vicente Calderón.

Tijuana, 19 de marzo de 2020.

Este grupo de mexicanos decide qué hará tras de que los deportaran de Estados Unidos.
Deportado / Testimonio anónimo
“¿Por donde cruzaron? le preguntamos a varios de ellos el miércoles
“Pues como todos, por el cerro, Por Tecate” respondieron.
Cuando cruzaron?
Anoche.
Y ya mismo los regresaron?
Sí, ya!” agregaron mientras se alejaban de El Chaparral.
Con el argumento de tratar de evitar la propagación del Coronavirus, la patrulla Fronteriza
ya no enviaría a quienes crucen ilegalmente a centros de detención, sino que los regresará
inmediatamente a México.
“Vamos a buscar un lugar donde descansar y a ver que hacemos. Si nos regresamos o continuamos” dijo otro migrante recién deportado que prefirió no dar su nombre.

Algunos consideran que esto es el primer paso del gobierno norteamericano para cerrar
la frontera a ciertos grupos de migrantes.

“Yo pensaba que iba a tomar medidas más fuertes, después del cierre de Canadá o convenido con el gobierno de Canadá, del cierre de la frontera allá”, comentó Vicente Sánchez, un Investigador del Colegio de la frontera norte, entrevistado vía Skype pues ante la alerta sanitaria lo mandaron a trabajar desde su casa.

Bajo el mismo pretexto de combatir la pandemia del Covid 19, cerraron las cortes donde
tramitan las peticiones de asilo en Estados Unidos.
Miles de personas que esperan en albergues e improvisados campamentos
en las ciudades fronterizas de México verán suspendidos -al menos temporalmente- sus solicitudes.
“Es una incertidumbre para todos, tanto para los migrantes que están en esa condición como para las comunidades que posiblemente serían receptoras” agregó el Dr. Sánchez.
A Juan lo mantuvieron con otros 25 migrantes pero no le preocupa el Coronavirus.
“Nos dieron todo para desinfectar y no duramos mucho” relató el migrante que dijo ser originario de Guanajuato.
El gobierno mexicano sigue sin revisar a quienes regresan de Estados Unidos, lo que aumenta el peligro de que la enfermedad se extienda en territorio Baja Californiano.