ESPERANZA E INCERTIDUMBRE ANTE DECISIÓN JUDICIAL QUE BLOQUEA ¨QUÉDATE EN MÉXICO¨

 

Por Vicente calderon.

Tijuana, miércoles 10 de abril de 2019.

Ariel Mendoza es un  joven hondureño que  pidió asilo en Estados Unidos pero lo regresaron a México en dos ocasiones.
” Acá en Tijuana ya no quiero regresar porque me han devuelto muchas veces” dijo.
 El nombre es un seudónimo pues sus abogados le han pedido no utilice sus verdaderos generales debido a que su petición está en proceso.
Lo retornaron como parte del programa “Quédate en Mexico” que obliga a los centroamericanos a esperar en ciudades como Tijuana, Mexicali  o El Paso mientras revisan sus casos.
Pero el lunes un juez federal bloqueó esa  política del presidente Donald Trump.
“Yo estaba esperando hasta agosto pero si el juez ya determinó todo esto, vamos a esperar el asilo allá en los Estados Unidos” afirma sonriente.

Como él cientos de centroamericanos iniciaron su trámite pero fueron  forzados a continuarlo  desde territorio mexicano.
El  fallo del juez Richard Seeborg vino tras de que organizaciones defensoras de los migrantes demandaron a la Secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen, por esa politica que ella denominó “Protocolos de protección a migrantes” y que fue seriamente criticada.
Eleanore Acer del grupo Human rigths ( Los derechos humanos primero) declaró que esta práctica viola la ley y pone en riesgo a quienes buscan la protección estadounidense al devolverlos a Tijuana.
Ariel coincide.
“Hay mucha violencia, más que en mi país de origen porque aquí  he visto muchas cosas “
Este joven llegó a la frontera en noviembre con la caravana centroamericana. Asegura que fue precisamente la inseguridad lo que lo obligó a dejar su natal San Pedro Sula en Honduras.
Prefiere estar detenido en Estados Unidos que libre en México con tal de conseguir el asilo.
La Secretaria Nielsen que planeaba extender esta politica renunció el fin de semana supuestamente por diferencias con  Trump que quiere endurecer su política anti-inmigrante.
La mayoría de los beneficiarios de esta decisión no tienen claro que consecuencias concretas tendrá para su caso.
Ariel tiene su tercera cita con un juez en California hasta agosto.
 Pero podría ser de los que la orden judicial determine que sean admitidos de inmediato para que se revise su solicitud en territorio estadounidense.
La decisión del juez esta programada para entrar en vigor el próximo viernes pero el gobierno norteamericano tiene la posibilidad de presentar una apelación.
Anuncios