SENADOR NORTEAMERICANO CRITICA AL GOBIERNO MEXICANO

Foto: Página oficial Senador Merkly

Y las politicas de Trump después de visitar la frontera.

 

 

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, miércoles 20 de marzo de 2019.

 

El senador norteamericano  Jeff Merkley alabó el trabajo de las organizaciones de apoyo al migrante de Tijuana y criticó a su gobierno y al mexicano por el trato que dan a los solicitantes de asilo.

El representante del estado de Oregón e integrante  del comité de relaciones exteriores del Senado estadounidense visitó Tijuana 16 y 17 de marzo para ver de cerca la situación de los solicitantes de asilo.

Lo que vi en Tijuana fue una traición a los valores e ideales sobre los que se construyó América. Hay hombres, mujeres y niños cuyos sueños, salud y vidas se están poniendo en peligro”, dijo  Merkley en un comunicado.

El senador que se reunió con funcionarios y recorrió 7 albergues rodeado de un séquito de asistentes, personal consular y de seguridad declaró que el gobierno norteamericano viola sus propias leyes y empeora las condiciones de estos migrantes.

“Una situación muy difícil que se agrava mucho más con las acciones de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y la política de Trump de criminalizar el proceso de asilo” agregó el Senador refiriéndose particularmente a los centroamericanos.

No es la primera vez que este funcionario, miembro del partido demócrata critica las medidas de su gobierno ante la migración.

Anteriormente denunció la práctica implementada por el ex procurador norteamericano Jeff Sessions de separar a los niños de sus madres cuando llegaban a pedir refugio.

“Aunque el derecho internacional permite a los refugiados presentarse en la frontera y solicitar asilo, el CBP (Aduanas y protección fronteriza por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos está impidiendo que quienes buscan refugio lo hagan así” establece el comunicado fechado el 19 de marzo.

Jeff Merkley, senador del estado de Oregon graba sus impresiones a la entrada del puerto fronterizo de El Chaparral  tras visitar la ciudad de Tijuana donde miles de personas esperan asilo en Estados Unidos.

 

Explicó que ante esto, quienes buscan asilo deben apuntarse en una lista para esperar su turno y solo entonces podrían hablar con un funcionario norteamericano.

“Esta lista es manejada por un grupo de refugiados. Los defensores de la inmigración, sin embargo, creen que en realidad es supervisada por Grupo Beta, una división del Instituto nacional de migración mexicano. La versión de que el proceso de anotarse en la listas de espera es totalmente autogestionado por los refugiados parece ser una forma conveniente para que tanto los gobiernos de los Estados Unidos como los mexicanos evadan su responsabilidad” cuestionó.

También fustigó al gobierno mexicano por colaborar con ese procedimiento.

“Los funcionarios de inmigración mexicanos llevaron a 35 personas a las furgonetas y las llevaron al otro lado del puerto para ser procesadas. Estas 35 personas originalmente habían puesto sus nombres en la lista el 7 de febrero. Por lo tanto, la política de los EE. UU. Obligó a los refugiados a esperar en el lado mexicano de la frontera en un estado altamente vulnerable, ya que pocos tienen familiares o amigos que residen en Tijuana, durante 38 días” dijo refiriéndose a lo que vio el domingo 17 de marzo. 

Además informó que hasta esa fecha, había unos 3,800 nombres en la lista.

Con una cuota de inmigración promedio reportada de alrededor de 40 migrantes por día, la espera para los refugiados recién llegados podría ser muy larga”.

Dijo que lo peor lo padecen los menores no acompañados a los que tanto los funcionarios norteamericanos como los mexicanos les niegan la posibilidad de solicitar asilo, algo que calificó como una profunda violación de sus derechos humanos tanto en los Estados Unidos como en el derecho internacional.

Los niños quedan en completo limbo en una ciudad fronteriza muy peligrosa. Conocí a niños migrantes que han esperado durante muchos meses orando por alguna solución a este dilema. Si van con la agencia del gobierno mexicano responsable de los niños, ( DIF ) esa agencia casi siempre los deportará a las circunstancias extremadamente peligrosas de las que huyeron inicialmente. Si, desesperados, cruzan la frontera ilegalmente, aterrizan en el sistema de prisiones de niños migrantes de Estados Unidos, como Homestead, que visité hace una semana” dijo Merckly.

También criticó la nueva política que obliga a los peticionarios de asilo a esperar su trámite en México.

“Este proceso es totalmente inaceptable. CBP y la inmigración mexicana son cómplices de un acuerdo que deja a los adultos y niños migrantes varados en la frontera en una situación extremadamente susceptible a los abusos. El “libro” y la forma en que se maneja la inmigración es moralmente incorrecto y viola el derecho nacional e internacional. Esta práctica debe cesar” dijo.

 

Pero el Senador estadounidense alabó el trabajo hecho por grupos comunitarios y religiosos que independientemente del gobierno mexicano ayudan a los migrantes, a los deportados y a los que buscan asilo en Estados Unidos.

“Me impresionaron mucho las organizaciones no lucrativas. ( ) Están proporcionando refugio en medio de condiciones caóticas y violentas”

Añadió que es frecuente encontrar estos albergues abarrotados mientras buscan brindar ayuda a más familias, sobrepasando su capacidad.

Un refugio que visité tenía dos habitaciones, cada una con 17 colchones  de pared a pared, una familia en cada colchón. Además, varias tiendas de campaña quedaban a la intemperie apenas cubiertas por una lona”.

 

“Cuando las familias que huyen de la persecución llegan a nuestras fronteras en busca de refugio, deben ser tratadas con dignidad y respeto, no como criminales, no ser empujadas de regreso a una ciudad peligrosa para navegar por un proceso kafkiano que viola el derecho internacional y de los Estados Unidos. Tratemos a las familias que huyen de la persecución en el extranjero de la misma manera que hubiéramos querido que trataran a nuestros propios antepasados. “Es inaceptable que la administración de Trump esté violando los valores que defendemos como nación, y seguiré haciendo todo lo que esté a mi alcance para detenerlo”, terminó diciendo el senador.

 

Anuncios