A REVISIÓN SECUNDARIA EN LA FRONTERA POR COBERTURA DE CARAVANA MIGRANTE

Foto: Archivo Tijuanapress.com

 

Periodistas, activistas y abogados son vigilados por autoridades norteamericanas.

Por Vicente Calderón.

Tijuana, miércoles 6 de marzo de 2019.

 

El gobierno norteamericano  vigila a periodistas,  abogados y activistas que cubren, defienden e  interactúan  con las caravanas de migrantes que han estado llegando a la frontera Tijuana-San Diego.

Aunque varios medios  (entre ellos Tijuanapres.com) habían reportado previamente las quejas de fotógrafos, reporteros y otros periodistas ante los cuestionamientos de agencias como la patrulla fronteriza, fue hasta ahora que se confirmó que las autoridades norteamericanas ficharon a más de 50 personas, en relación con la caravana migrante.

Fue una investigación periodística de KNSD,  televisora de la cadena NBC en San Diego la que publicó los documentos  que comprueban dicha vigilancia apoyados en  una filtración de un funcionario federal estadounidense.


“Esta es una violación indignante de la Primera Enmienda. El gobierno no puede usar la frontera como pretexto  para atacar a activistas que critican sus políticas, abogados que brindan representación legal o periodistas que simplemente hacen su trabajo. Estamos explorando todas las opciones en respuesta ” dijo Esha Bhandari, abogado del Proyecto de libertad de expresión,  privacidad y tecnología de la Unión americana de libertades civiles, ACLU por sus siglas en inglés.

Desde diciembre pasado periodistas locales y extranjeros confiaron a Tijuanapress.com que cuando cruzaron la frontera rumbo a Estados Unidos fueron enviados a inspección secundaria donde fueron sometidos a un interrogatorio.

Medios internacionales  como “The Intercept” documentaron también estos incidentes en base a los relatos de varios profesionales independientes o de  medios de comunicación establecidos.

Los periodistas expresaron su preocupación de que se tratara de una intimidación por su cobertura del fenómeno migratorio.

Algunos profesionales de los medios de comunicación también denunciaron haber sido acosados por autoridades de Tijuana que en ocasiones retuvo los documentos de periodistas extranjeros.

Este reportero atestiguo como el oficial de enlace de la Secretaría de Seguridad Pública municipal exigió los permisos migratorios de al menos un par de fotógrafos que se encontraban cerca de la malla fronteriza en la zona de Playas de Tijuana.

Incluso el oficial municipal requirió documentos a periodistas mexicanos y les advirtió que podría detenerlos informándoles  que se habían acercado ante reportes de las autoridades fronterizas norteamericanas.

El boletín emitido por ACLU, la Unión americana de libertades civiles abunda en el cuestionamiento de  la actuación de las autoridades norteamericanas.

“Ante los reportes de que el gobierno de Estados Unidos  está vigilando  a periodistas, activistas y abogados que informan, ayudan o representan a los migrantes en la frontera sur enviándolos a revisiones  secundarias, monitoreando sus cuentas de redes sociales o creando expedientes  sobre ellos.

Mitra Ebadolahi, abogada principal del Proyecto de Litigios Fronterizos de la ACLU de San Diego, dijo:

“Durante años, el gobierno de los Estados Unidos ha usado el pretexto de seguridad” fronteriza “para pisotear los derechos constitucionales de los estadounidenses. “Este ejemplo más reciente es solo el más reciente en un flujo constante de abusos de autoridad de el servicio de Aduanas y protección fronteriza, (CBP por sus siglas en inglés) y una vez más subraya la gran necesidad de una supervisión y responsabilidad significativas por parte de la agencia”.”