LAS VERSIONES TRAS LA MUERTE DE UN POLICÍA Y UN PRESUNTO DELINCUENTE

Balacera en “El Rubí” dejó también 2  policías heridos y muchas dudas.

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, miércoles 6 de marzo 2019.

 

Los refuerzos federales que llegaron a Tijuana enviados por la administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador  poco han logrado en su misión de parar la violencia que convirtió a esta frontera en la ciudad con más asesinatos en todo México.
“El motivo de la inseguridad que tenemos en Baja california es el gran trasiego de droga que vemos que no cesa, que nos sigue llegando” declara una y otra vez el gobernador de Baja California Francisco Vega.

Tres cárteles, el de Tijuana, el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación siguen disputándose estas calles y el contrabando de estupefacientes rumbo a California.

En este escenario, han ido creciendo los ataques contra la policía municipal
“Desafortunadamente tenemos 9 compañeros policías fallecidos y 31 lesionados” dijo Marco Sotomayor el pasado lunes al referirse a las bajas que han tenido desde que empezó el gobierno de Juan Manuel Gastélum.

Pero las cosas empeoraron un día después.
La madrugada del martes una lluvia de balas despertó a los vecinos de la calle Perla en la  colonia El Rubí.
La policía dice que desde la vivienda marcada con el número 20 les dispararon a sus agentes, dejando a uno muerto, y dos lesionados.
Aseguran que un hombre armado se metió en ese domicilio e inició una balacera.
“En cuanto vemos que dejó de disparar la persona… se efectuó una inspección y encontramos que él mismo se suicidó ” declaró Mario Martínez, el   director de Policía de Tijuana, durante una conferencia de prensa a la que convocaron desde temprano.
Aunque a simple vista desde afuera no se apreciaban los balazos en el frente, adentro de la casa los impactos de bala quedaron por todos lados.
“Dispararon a diestra y siniestra” dijo el acongojado padre del presunto agresor.
Antonio Martínez dijo que a su hijo lo mataron los oficiales cuando ya se había rendido.
Y recuerda que alguien le comentó:
“Que nos saliéramos de aquí, que nos llevaramos lo que más pudiéramos porque podían venir a rematarnos”
En fechas recientes  aparecieron  narcomantas denunciando arbitrariedades de la policía o su complicidad con los cárteles.
Los jefes policíacos dicen que no hacen caso a las narcomantas porque puede tratarse de una forma para desacreditar el trabajo de sus oficiales.
Anuncios