LA CENSURA AMARILLA

Por Vicente Calderón.

Producción: Leonardo Ortiz.

Tijuana, domingo 15 de octubre de 2017.

La gente salió a las calles a reclamar por el asesinato de reportero Luciano Rivera ultimado este año en un bar de ciudad de Rosarito, Baja California.

De 6 sospechosos, dos personas están detenidas pero las autoridades no han determinado el móvil de crimen.

Aseguran que su asesinato a balazos no se debió a su ejercicio profesional.

“Es definitivamente un asunto circunstancial” dijo la Procuradora de Justicia de Baja California, Perla del Socorro Ibarra.

Varios de sus colegas tienen dudas.

“Consideramos grave el discurso que han manejado tanto la Procuraduría estatal como el gobernador Francisco Vega De Lamadrid, al sostener que el asesinato fue producto de una riña dentro de un bar, versión que ha sido contradicha durante las dos primeras audiencias del juicio”

Las agresiones mortales a la prensa en México -que este año han cobrado la vida de al menos 10 personas- provocan protestas y movilizaciones.

“No queremos más periodistas asesinados” dijo Mireya Cuellar ” directora de la Jornada, Baja California durante una manifestación de “cámaras caídas”,

Incluso se nota la solidaridad de otros sectores de la sociedad.

“Esto nos afecta realmente a todos. No es como que nada mas a los periodistas. Somos parte de una ciudadanía y si no empezamos en un punto por ejemplo nosotros siendo jóvenes a hacer conciencia de lo que estápasando en nuestro país” manifestó Vanesa Padilla. universitaria de Tijuana.

“No le tapes la cámara, no le tapes la cámara a mi compañera” dijo el reportero Daniel Ángel, cuando un grupo de policías trataban de impedir que grabaran una detención.

Pero hay otro tipo de agresiones y restricciones a la libertad de prensa que no tienen la misma respuesta.

“Se tiene que recorrer los metros que sea necesario. En este caso y en este asunto necesitamos que se recorra hasta donde principia la calle por favor” decía un policía mientras alejaba a un reportero de la escena del crimen.

Las autoridades han restringido el acceso a la cobertura independiente de acontecimientos policíacos.

“Independientemente de tus políticas y de la constitución me dice, aquí el que manda soy yo Así es de que te me retires” le dijeron al reportero Margarito Martínez según relata.

Es muy frecuente que los oficiales utilicen el listón amarillo para establecer perímetros de manera arbitraria y mantener alejados a los periodistas.

“Ahorita voy a poner la unidad y aquí va a estar el acordonamiento. Pónmela aquí por favor, la unidad y de aquel poste”

De esta forma el actuar de los agentes queda fuera del escrutinio publico

Impide ver casos como este, donde dos oficiales pisan a un sujeto que los había agredido, mientras sus compañeros y los paramédicos sujetan con cinta adhesiva sus piernas antes de proporcionar atención medica.

Un testigo relató que el hombre parecía drogado y justificó la intervención de los uniformados.

“El indigente corrió y cuando iban persiguiéndolos el solo agarro un trozo de vidrio y se corto el cuello” relató este comerciante” señaló Manuel Rojas quien atestiguo los hechos.

Pero la grabación podría aportar elementos para revisar el manejo que hicieron los agentes de la situación.

Bloquear que los periodistas documenten acontecimientos en la vía pública no es nuevo.

“Ya tomo la toma que quería de mas cerca, por favor le voy a pedir que regrese a aquella área, no es un área segura’ comenta socarronamente un uniformado.

“No es segura porque usted me tiene aquí en la orilla de la carretera y me está empujando’ revira un reportero.

Porque usted no debería estar aquí” repite otro policía mientras aleja a un reportero aun cuando está detrás del cordón amarillo en otra escena criminal.

Pero las corporaciones policíacas y de procuración de justicia se escudan en las modificaciones que entraron en vigor con el nuevo Sistema de Justicia Penal.

” El área rojo seria mínimo unos 100 metros y me área amarilla seria cerrar a una cuadra, cerrar la otra, porque que tal si en la huida se empezaron a desparar” dijo uno de los conferencistas que participó en uno de las clases sobre el nuevo sistema.

En Baja California muchos comunicadores han asistido a talleres y capacitaciones para familiarizarse con protocolos más estrictos y hacer su labor sin intervenir con las autoridades.

Pero en la calle con el argumento de la preservación de la escena del crimen y el establecimiento de la cadena de custodia, policías y ministerios públicos regularmente bloquean el trabajo profesional de los reporteros.

En muchos casos es evidente la restricción a la prensa.
En cuanto la detectan le impiden el paso aun y cuando permiten a cualquier otro ciudadano cruzar la cinta amarilla

“Es gente que vive aquí, no les puedo negar el paso” dice un agente en otro incidente.

“Pero a la prensa si”? cuestiona el periodista.

“Usted viene externo, caballero”

Cuando el reportero reclama sus derechos se arriesga a ser detenido.

Me están arrestando por chambear” se oyó gritar a un reportero que fue detenido por dar cobertura al choque de una patrulla contra un puesto de venta ambulante.

Margarito Esquivel cubre hechos policíacos por las noches. Recuerda como tratan de amedrentarlo los oficiales.

“Si no te mueves te voy a llevar ante el juez por desacato.”

En el discurso las autoridades defienden la libertad de expresión y piden denunciar a los agentes abusivos.

“Que el elemento tenga claro, el policía tenga claro cuál es la función de un periodista, en que consiste la libertad de expresión porque es importante, el fundamento constitucional” declaró el Secretario de Seguridad Publica de Tijuana, Marco Sotomayor.

Este reportero lo hizo pero no sancionaron a los que lo esposaron.

“Hay algunos policías, no todos pero que en cuanto ven a un medio de comunicación como por inercia tapan las cámaras para que no graben o tomen fotografías”

Medios y comunicadores dejan de cubrir algunos acontecimientos o se resignan a restricciones abusivas.

Uno mas de los problemas que afectan el ejercicio periodístico y deterioran la cobertura de policíaca y otros temas de interés publico.

Al final terminan usando fotos filtradas, de redes sociales o reproduciendo boletines oficiales.

Porque en tiempos violentos, para la autoridad, es mejor que la inseguridad no sea nota de primera plana.

“No pongas tan feito…la, la… en los medios periodísticos en los bloggers, en eso… no pongan eso malo’ repite frecuentemente Juan Manuel Gastelum, presidente municipal de Tijuana

Aunque Tijuana encabece las estadísticas nacionales con mas de 1300 homicidios en el año.

 

Anuncios