REFUGIADOS ROHINGYA PODRÍAN AFRONTAR DESASTRE SANITARIO

Foto: ACNUR.

 

En Bangladesh.

 

Por Carla García /Radio ONU.

Nueva York, jueves 28 de septiembre de 2017.

 

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados alertó este miércoles sobre la violencia física y mental sufrida por los miles de Rohingyas que han debido huir de Myanmar a Bangladesh y advirtió que las condiciones en que se encuentran puede conducir a un desastre sanitario.

En una conferencia de prensa en Ginebra, Filippo Grandi dijo que, tras visitar los campamentos improvisados de refugiados en Bangladesh, pudo ver que lo más urgente es sacar a la gente del lodo y ubicarla en donde pueda recibir asistencia.

Agregó sentirse consternado ante la gravedad de las necesidades y el trauma que padecen esas personas.

“Hablé con varias mujeres que fueron violadas o que fueron heridas porque se resistieron. Y ellas son sobrevivientes porque a otras las mataron. Hablé con muchos niños que parecen carecer de emociones debido al trauma. Me contaron cómo sus padres, familiares o amigos fueron asesinados frente a ellos”, apuntó.

Grandi insistió sobre el riesgo sanitario al que están expuestos los refugiados dadas las terribles condiciones de higiene y saneamiento en que viven y que pueden propagar fácilmente cualquier enfermedad.

En este sentido, consideró que harán falta fondos para ayudar a esas personas y anunció que pronto se hará un llamamiento a los donantes, explicando que no se prevé una solución en el corto plazo, por lo que los refugiados precisarán asistencia continua de los organismos internacionales.

 

Publicada originalmente por Radio ONU el 27 de septiembre de 2017.

 

Anuncios