RÉPLICA MAGNITUD 6.2 ESTREMECE A MÉXICO

 

Por Servicios Voz de América.

Ciudad de México, sábado 23 de septiembre de 2017.

 

Un nuevo temblor sacudió este sábado los edificios en Ciudad de México haciendo salir a la gente de los edificios y activando las alarmas sísmicas.

El presidente Enrique Peña Nieto dijo en Twitter que las mayores afectaciones en Oaxaca son un puente que resultó dañado “que deberá reconstruirse” y estructuras con daños previos que colapsaron.

Cientos de personas en la capital del país salieron de sus viviendas en pijama con rostros de angustia y nerviosismo. Y dos mujeres fallecieron de infarto durante el sismo, según medios locales.

Asimismo, desató temores por los efectos que pueda haber tenido sobre eventuales sobrevivientes bajo los escombros y en los edificios ya afectados por el sismo anterior.

“Dios, Virgen de Guadalupe, tengan compasión”, exclamó Teresa Martínez de 74 años mientras era consolada por su hija.

El sismo, 6,2 en la escala de Richter según el Servicio Geológico de Estados Unidos, se registró a las 7:52 de la mañana y tuvo su epicentro 19 kilómetros al sur de Matías Romero, al oeste de Unión Hidalgo, Oaxaca, la misma región que resultó más golpeada por un terremoto magnitud 8,1 el 7 de septiembre.

En cambio, el terremoto que sacudió el centro de México el martes tuvo su epicentro en el estado de Puebla y provocó la muerte de por lo menos 295 personas según los últimos datos, y derribó una serie de edificios en la capital del país.

El temblor de este sábado, obligó a la suspensión temporal de las labores de rescate en los edificios dañados en Ciudad de México, pero rápidamente fueron reanudadas.

Las autoridades comenzaron a reportar algunos daños por el sismo en Oaxaca. La Policía Federal colocó imágenes en línea de un puente colapsado que ya había sido cerrado tras el movimiento del 7 de septiembre.

Bettina Cruz, residente en Juchitán, Oaxaca, dijo vía telefónica con la voz temblorosa que se sintió “horrible”.

“Se terminaron de caer las casas que todavía estaban de pie”, dijo. “Está difícil, todos estamos en la calle”.

Cruz es integrante de un colectivo social que apoya a las víctimas del terremoto del 7 de septiembre.

Nataniel Hernández relató telefónicamente desde Tonalá, en el estado sureño de Chiapas, que fue uno de los movimientos que más ha sentido hasta ahora.

“Desde el 7 de septiembre no ha dejado de temblar”, dijo. Tonalá es una localidad también afectada por el sismo de principios de mes

Anuncios