BROTE DE SARAMPIÓN AFECTA COMUNIDAD SOMALÍ

En Minnesota, Estados Unidos.

 

Por Servicios Voz de America.

Miércoles 10 de mayo de 2017.

 

Un brote de sarampión es causa de preocupación, pero el actual brote en Minneapolis, Minnesota, sobresale por dos razones. Una, casi ninguna de las víctimas fueron vacunadas contra la enfermedad. La otra razón, casi todas las víctimas son de origen somalí.

Médicos dicen que la situación es el resultado de la desaprobada, pero persistente creencia de que la vacuna para el sarampión, las paperas y la rubeola (MMR por sus siglas en inglés) puede causar que un niño desarrolle autismo.

El Dr. Mohamed Hagi Aden, un especialista en medicina interna en el hospital Regions, en la adyacente ciudad de St. Paul, dice que más del 50% de los niños somalíes estadounidenses en el área nunca recibieron la vacuna MMR, debido a temores del autismo.

El resultado es visto en las estadísticas de brotes de sarampión. Hasta el martes, el Departamento de Salud de Minnesota, tenía 50 casos de sarampión registrados en el Estado. Según indicó, 45 de los casos fueron confirmaros en niños que no fueron vacunados contra el sarampión.

El Dr. Aden dice que la oposición a la vacuna MMR se genera en la percibida alta de autismo en la comunidad somalí local. Un informe de la Universidad de Minnesota mostró que en 2010, aproximadamente uno de cada 32 niños somalíes de edades entre 7 y 9 años fue identificado con autismo.

“Y mientras los padres buscaban una respuesta, encontraron un estudio de un investigador británico que vinculó el autismo a la vacuna MMR, y eso ha creado temor y sospecha en la comunidad”, dijo a la Voz de América el Dr. Aden.

El estudio que él cita es real, fue publicado en la revista médica británica The Lancet en 1998. Pero la revista se retractó de la conclusión 12 años más tarde, diciendo que contenía errores.

Mientras tanto, varios estudios no han logrado encontrar ninguna evidencia para respaldar las afirmaciones del informe original. Un estudio de 95.000 niños estadounidenses no encontró una asociación dañina entre la vacuna MMR y el autismo, aun en casos donde hermanos mayores habían sido diagnosticados con autismo.

Anuncios