PIDEN INVESTIGAR ASESINATO DE PERIODISTA

En Maldivas.

Foto: Twitter /Yameen Rashee .

 

Por Laura Quiñones /Radio ONU.

Nueva York, martes 9 de mayo de 2017.

 

Las autoridades en las Maldivas deben hacer justicia e investigar de manera transparente y minuciosa el asesinato del famoso periodista, bloguero y defensor de los derechos humanos, Yameen Rasheed, señalaron expertos de Naciones Unidas.

“Condenamos la muerte de Rasheed y exhortamos al gobierno de Maldivas a tomar medidas para promover y proteger el derecho de su pueblo a expresarse libremente”,  declararon tres relatores de la ONU en un comunicado emitido este martes.

El periodista fue encontrado apuñalado en su casa en Malé el 23 de abril. Su asesinato hace parte de una serie de ataques contra comunicadores y defensores de los derechos humanos que han expresado opiniones liberales en Maldivas, un país donde se reporta una creciente intolerancia religiosa.

Rasheed había criticado abiertamente al gobierno y denunciado corrupción pública y violaciones de derechos humanos. Según los expertos de Naciones Unidas, había recibido numerosas amenazas de muerte que reportó a las autoridades, pero éstas no tomaron ninguna medida para protegerlo.

Aunque el presidente de Maldivas emitió un comunicado condenando el asesinato del bloguero, cuatro días después declaró públicamente que ningún discurso en contra del Islam podía ser tolerado o protegido bajo la libertad de expresión.

“Consideramos imprescindible que las autoridades tomen en serio su obligación de promover un espacio libre y seguro para todas las formas de expresión. Es responsabilidad del gobierno tomar medidas en la ley y en la práctica para promover la tolerancia”, subrayaron los expertos.

Recientemente se aprobó en Maldivas una ley que restringe la libertad de expresión a partir de normativas sociales y religiosas, por lo que los relatores llamaron al gobierno a revisar esta legislación para que esté de acuerdo con las normas de derecho internacional.

La muerte de este periodista también fue condenada fuertemente  por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Anuncios