¿PUEDE LA TECNOLOGÍA DARNOS FELICIDAD?

El Conacyt recuerda a Einstein en su aniversario luctuoso.

 

Por  Yureli Cacho Carranza / Agencia Conacyt prensa.

 

Las aportaciones teóricas con las que el afamado científico incrementó el desarrollo de la física, además de su interpretación sobre la producción y transformación de las radiaciones luminosas: efecto fotoeléctrico, del que concluyó que la emisión de electrones —partículas elementales constituyentes de los átomos— se produce por la absorción de fotones, partículas que forman la luz y la radiación electromagnética, a los que Einstein denominaba cuantos de luz; le valieron el Premio Nobel de Física en 1921.

Otras de sus significativas contribuciones fueron: su explicación de cómo el movimiento térmico de los átomos puede formar un fluido (movimiento Browniano). Su demostración de que  la velocidad de la luz es constante, mientras que la posición y el tiempo dependen de la velocidad del cuerpo (relatividad especial). El razonamiento respecto a la producción de energía nuclear a través de la ecuación E = mc2 con la que dio a conocer cómo una partícula de masa posee una energía en reposo, distinta a la energía cinética y potencial. Adicionalmente, su descripción sobre la aceleración y la gravedad como aspectos distintos de una misma realidad (teoría de la relatividad general).

Albert Einstein nació el 14 de marzo de 1879 en Ulm, Alemania; país donde, al igual que en muchos otros, únicamente se utiliza el apellido paterno, de lo contrario su segundo apellido sería Koch. Hijo primogénito de los judíos Pauline Koch y Hermann Einstein, quienes sólo le dieron una hermana, dos años menor, Marie, a quien le decían Maja. Por influencia de su madre, Einstein aprendió a tocar el violín a los seis años, afición a la que durante toda su vida dedicó tiempo.

Aparentemente Maja, o Maya, era más lista que el futuro genio, quien a diferencia de su hermana, hablaba despacio y no articulaba frases largas fácilmente. Tampoco fue buen estudiante de literatura, geografía, dibujo, idiomas o historia. No así en física, matemáticas, álgebra y geometría, asignaturas en las que desde siempre obtuvo excelentes calificaciones.

Al poco tiempo de terminar su educación superior, el reconocido físico y matemático se nacionalizó suizo y se casó con su compañera de clase, Mileva Mic, de quien se divorció 16 años después para casi enseguida casarse con su prima Elsa, también divorciada y con dos hijas, de las que Einstein se hizo cargo.

Con Mileva Mic, Einstein engendró una hija (Lieserl) antes del matrimonio, posterior al mismo tuvieron dos hijos, con seis años de diferencia. Hans Albert fue ingeniero civil y realizó un doctorado en Ciencias Técnicas. Al más pequeño, Eduard, le diagnosticaron esquizofrenia a los 20 años, la enfermedad le impidió concluir su carrera de medicina. Eduard Einstein falleció en 1965 en un hospital de Zúrich, Suiza donde estuvo internado varios años.

Albert Einstein se doctoró en Física a los 27 años. En 1913 regresó a vivir a su natal Alemania, donde permaneció hasta 1933 porque con la llegada de Adolf Hitler al poder, emigró a Estados Unidos y al igual que en Suiza, se nacionalizó en el país norteamericano en 1940.

El gran científico fumaba bastante, no hacía ejercicio y se olvidaba de comer. A sus 69 años, dolores abdominales recurrentes lo aquejaban debido a una aneurisma (del tamaño de una toronja) en su aorta abdominal. El 18 de abril de 1955, en el Hospital de Princeton, Nueva Jersey Estados Unidos, la rotura de su aneurisma le ocasionó una hemorragia interna y consecuente deceso mientras dormía.

El patólogo Thomas Stoltz Harvey, quien le realizó la autopsia, ingenuamente conservó el cerebro de Albert Einstein para que se estudiara pero jamás hubo resultados contundentes al respecto.

Anuncios