VIVIDORES

Columna editorial: Expediente Confidencial

Por Gerardo Fragoso M.

Mexicali, lunes 15 de agosto de 2016.

 

 

En un país como el nuestro, con millones de personas que no saben si hoy van a comer, es un crimen despilfarrar el dinero que los contribuyentes le aportan al gobierno.

Quienes lo hacen son funcionarios vividores, sin el menor sentido de la responsabilidad, ni la más mínima conciencia.

Y entre estos, ocupan un lugar especial quienes han succionado el presupuesto desde la secretaría de Servicios Administrativos de la 21 legislatura del Congreso local.

La unidad de Transparencia en el parlamento subió, muy oronda, su más reciente actualización de la nómina, ya sin los salarios de los módulos de atención ciudadana, como muestra, según ellos, de que ya no se paga a ese personal y se está ahorrando.

Si, cómo no.

Pero resulta que no le han tocado ni un pelo al personal de confianza que labora en la secretaría de Servicios Administrativos.

Son 29 empleados que tienen un salario promedio de ¡31 mil 937 pesos!

¿Cuántas personas, en el país, se pueden dar el lujo de ganar esa cantidad?

Pagarle a esas 29 personas ha costado 926 mil 173.16 pesos mensuales, esto es, 11 millones 114 mil 077.92 por año.

Para darnos una idea de lo privilegiado que resulta ese puñado de burócratas de angora, basta con decir que la ampliación de la calzada Independencia, en Mexicali, costó 20 millones.

O sea que, con la nómina de dos añitos en Servicios Administrativos se puede ampliar una de las avenidas más importantes de una ciudad bajacaliforniana.

Dentro de las princesas y príncipes que se han dado su salario de lujo durante tres años, a costillas nuestras, hay unos más privilegiados que otros.

Por ejemplo, hay cuatro analistas con un sueldo que no gana ni un gerente de banco, superior a 30 mil pesos.

Karla Villalobos Pasos obtiene 34 mil 546.67 pesos; Karla Vivell Martínez Zendejas gana 34 mil 431.26; Pedro Alberto Contreras Moreno recibe 35 mil 404.37; y Lucía Garayzar Rodríguez posee un salario de 31 mil 485.19

Garayzar, cuyo único mérito fue apoyar al hoy presidente municipal electo de Ensenada, Marco Antonio Novelo Osuna, era subdirectora de Información en Comunicación Social, donde ganaba 29 mil 915.56 pesos, sin que se tuviera claro qué labor tenía.

Cuando varios reporteros, entre ellos quien esto escribe, empezaron a cuestionar la presencia de Garayzar, ¡la movieron a Servicios Administrativos y le aumentaron el sueldo!

En Servicios Administrativos caben también los correligionarios en desgracia. Andrés Aldecoa Baltierra era regidor en el 20 ayuntamiento de Mexicali –tristemente célebre por haber sido encabezado por Francisco José ‘Panchito’ Pérez Tejada Padilla–, y cuando se le acabó la chamba, que le dan una plaza como auxiliar, con salario de 21 mil 895.71 pesos.

Compadres partidistas también mamaron la ubre de los contribuyentes en ese carnaval. Así, en su calidad –es un decir– de director general de Gestión y Vinculación, Marcelo de Jesús Machain Servín, tiene un salario de ¡87 mil 826.59 pesos mensuales!

Machain se iba, sin el menor pudor, a fungir como presidente de la comisión de Procesos Internos priista, a registrar precandidatos y candidatos de su partido, en horas de oficina.

Marcelo de Jesús gana más que los alcaldes de Mexicali y Playas de Rosarito -29 mil 406.57 pesos mensuales más que el primero, y 25 mil 381.59 más que el segundo–. Indignante.

En ese Montessori presupuestal que es Servicios Administrativos, obviamente que la cabeza debía ser la más beneficiada.

Jesús García Castro, secretario del área –eufemismo con el que se rebautizó en la 20 legislatura al Oficial Mayor–, gana más que el gobernador del Estado, Francisco Arturo Vega De Lamadrid.

García, quien se la pasó más concentrado en obtener la candidatura a diputado local por el distrito 16 que en su trabajo, obtiene 112 mil 553.12 pesos mensuales, o sea, un millón 350 mil 637.44 por año.

No conforme con ganar 30 mil 640.44 más que ‘Kiko’, el ‘rey’ de Servicios Administrativos se otorgó un aumento de 65 mil 306.40 pesos anuales para 2016.

Fuentes del panismo, que tendrá la mayoría en la 22 legislatura, nos dicen que ya se está revisando a García y su departamento.

Ojalá que sea así, que revisen bien, que muevan hasta el último cajón, porque, en ese festín escarlata que encabezó García, debe haber material suficiente para que prendan a esos burócratas de angora en una hoguera. Imagínense el aplauso unánime que arrancarían los nuevos diputados, si hacen arder algún corrupto.

Comentarios: gerfragoso@gmail.com

Twitter: @gerardofragosom

Anuncios