LIBERAN A JOVEN SECUESTRADA, DETIENEN A PLAGIARIOS

40 homicidios en lo que va del mes

Foto: Archivo Tijuanapress.com

Uno murió en operativo.

 

 

Por Vicente Calderón.

Tijuana, jueves 25 de febrero de 2016.

 

 

Fuentes policíacas confirmaron la liberación de una mujer que estaba secuestrada y la captura de un número no especificado de presuntos plagiarios.

Uno de los sospechosos murió en el ataque de acuerdo a la información proporcionada a Tijuanapress.com la noche del jueves.

Como parte del operativo decomisaron varias armas.

María Teresa Limón González fue secuestrada el pasado 17 de febrero por la mañana en la Colonia Tomás Aquino.

La joven de 21 años de edad fue interceptada por su captores cuando circulaba en un vehículo sedán color gris.

El auto de la victima quedó en la vía pública con la puerta abierta, cuando se la llevaron violentamente.

gob edo

Los secuestradores pidieron medio millón de dólares como rescate.

Se sabe que entre su parentela hay comerciantes pero está lejos de considerarse gente acaudalada. Aparentemente entre los negocios de la familia hay permisos de taxis y un “yonke”.

Las autoridades evitaron difundir información, ante las amenazas a los familiares de la victima de que no recurrieran a la policía.

Incluso negaron haber intervenido cuando se les consultó diciendo que no se había denunciado el hecho.

Según las autoridades este fue el primer secuestro del año denunciado en Tijuana.

Información extraoficial indica que el operativo de los agentes de la unidad antisecuestros incluyó los rumbos de la colonia Herrera.

No muy lejos de esa zona fue donde atacaron a dos agentes de la policía ministerial precisamente de la unidad contra el secuestro.

La agresión que se realizó gravemente heridos a los oficiales Carpio y Gálvez fue perpetrada frente al Panteón ubicado sobre la calle Segunda.

Las autoridades difundieron un comunicado donde decían solamente que los lesionados eran agentes “adscritos a la Unidad Estatal Para la Atención del Delito de Narcomenudeo”, sin embargo Carpio y Gálvez son el encargado de la unidad antisecuestros y su segundo de abordo.

En la información oficial se menciona en dos ocasiones que el ataque contra los ministeriales ocurrió en la Colonia Herrera.

La Procuraduría de justicia recolectó en el lugar del ataque a sus oficiales casquillos de dos pistolas y un rifle. Era calibre 45, otros de 9 mm y de AR-15, .223.

La información sobre las circunstancias del atentado contra los oficiales fue aún más reservada, lo que despertó sospechas al interior de la propia fiscalía estatal.

Hasta el momento no hay información oficial con relación a ninguno de los dos crímenes.

 

 

 

 

Anuncios