CUESTIONA SSPE VERSIÓN DE FUEGO CRUZADO

yonke shagy(1)

En el homicidio de funcionaria de PGJE.

Por Vicente Calderón.

Tijuana, jueves 7 de mayo de 2015.
La Secretaría de Seguridad Pública Estatal no respaldó la versión adelantada por la Procuraduría de Justicia de Baja California de que la funcionaria asesinada en Tijuana fue victima inocente de un fuego cruzado.

«Sabemos, conocemos, sobre todo en caso concreto ahí que se pudiera hablar de que se suscita a raíz de un fuego cruzado cuando realmente sabemos lo que aconteció ahí» dijo un cauteloso Daniel De La Rosa, titular de la Secretaría de Seguridad Pública.

El funcionario esquivó las preguntas de los reporteros argumentando su respeto a que la responsabilidad de investigar corresponde a la Procuraduría.
«Serán las instancias de procuración de justicia las que objetivamente les puedan dar en base a las evidencias, a los elementos de convicción cual fue el resultado y qué fue el móvil( ) Es indispensable que para que se informé adecuadamente a los ciudadanos y que aconteció ahí, esperar que se concluyan las investigaciones y que ustedes tengan con toda la oportunidad la información» insistió De La Rosa Anaya.

El sábado 1 de mayo en el interior del «Yonke Shagy» ocurrió un ataque armado donde perdió la vida la funcionaria de la PGJE.

Personal de la Procuraduría divulgó la versión de que el crimen fue resultado de una persecución entre delincuentes que ingresaron al negocio de autopartes al ir corriendo tras su victima.

«Itzel Medina, adscrita al área del Instituto de Capacitación y Formación Profesional de esta Institución, se encontraba en el interior del Yonke «Shagy» para comprar autopartes, cuando fue alcanzada por disparos de arma de fuego en un ataque al parecer dirigido a otras personas», dice un comunicado al que denominaron tarjeta informativa.

Integrantes del grupo de coordinación que incluye a representantes de todas las instancias oficiales de seguridad y justicia han encontrado elementos que indican que el ataque fue directo contra la gente del «Yonke Shagy».

El negocio ha sido relacionado con expolicías  ministeriales que según investigaciones oficiales  estuvieron relacionados con el crimen organizado.

Hace años fueron señalados por autoridades tanto de México como de Estados Unidos de presuntos nexos con el cártel Arellano Félix.

El día del ataque un hombre fue detenido temporalmente por la policía municipal al que identificaron como ex agente de la corporación  dependiente de la Procuraduría pero fue liberado porque lo consideraron «ofendido» como se dice en el argot policiaco.

Las autoridades no han dado a conocer avances de la investigación sobre este crimen.

Extraoficialmente se sabe que cuentan ya con evidencia de que fue un ataque planeado con la participación de al menos 5 personas armadas que llegaron en una camioneta Ford Expedition y de la que bajaron disparando con rifles y pistolas.

El vehículo fue hallado a varias cuadras del Yonke.

Miembros del grupo de coordinación consideran que la presencia de la funcionaria y su asesinato no fueron circunstanciales y ya indagan sobre los antecedentes de los propietarios.

«Es muy importante el que se les de el resultado y la conclusión de las investigaciones» dijo De la Rosa, negándose a profundizar en sus comentarios.

En los meses recientes han sido asesinadas o atacadas varias personas que las autoridades de seguridad y justicia consideran importantes figuras de la organización criminal heredera del cártel Arellano Félix.

El Yonke Shagy sigue funcionando normalmente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: