DENUNCIÓ ABUSO SEXUAL DE OFICIALES Y REPRESALIAS.

denuncia en sindicatura persucusion de la policia

La corporación policiaca tiene otra versión.

Por Vicente Calderón.

Tijuana, lunes 23 de febrero de 2015.

El hombre al que la policía municipal le quería quitar a sus hijos argumentando omisión de cuidados asegura que los menores están bien y  que las autoridades actuaron en represalia porque él denunció  abusos de agentes municipales de Ensenada.

«Mi esposa y yo los cuidamos, no les falta nada» comentó.

Tomás N, como lo identificó la Secretaría de Seguridad pública municipal de Tijuana, acudió este lunes a Sindicatura municipal a denunciar a los oficiales que acudieron a su domicilio el 20 de febrero porque considera que es un acto de hostigamiento.

«Ellos fueron a mi casa en Tijuana para que retire la denuncia, dicen que soy un «balcón» porque denuncié a los de Ensenada, me dicen que me van a quitara mis hijos porque  presenté esa denuncia» dijo Tomás que aunque dio su nombre completo pidió que no se publicara. Cuando fue entrevistado por Tijuanapress.com pidió también que no se mostrara su rostro.

El padre de  7 niños presentó la copia de sus denuncias antes el ministerio público y ante la Procuraduría de Derechos humanos de Baja California donde acusa de abuso sexual a los dos oficiales de Ensenada, que lo detuvieron a principios del 2014.

«Cuando me llevan para entregarme a la policía ministerial, uno  de los agentes se brinca al asiento de atrás de la patrulla y me obliga a practicarle sexo oral, con la pistola en la cabeza, esta `persona  llega y me entrega a las oficinas de la policía ministerial, después de 40 minutos de dar vuelta y vuelta  por la reforma en Ensenada» contó el hombre que dice ser pastor de una iglesia cristiana.

En el boletín difundido por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana la semana pasada, asegura que el jefe de la unidad contra violencia doméstica,  José Luis Razo Acosta acudió a la casa de Tomás atendiendo una denuncia anónima.

Agrega que vieron que los menores estaban en condiciones inadecuadas, sin agua ni electricidad pero que como el padre llamó a los medios de comunicación, los policías decidieron retirarse.

Tomás estaba acompañado por su esposa, quien es la madre de los niños mencionados. Él reconoció que los niños no asistían a la escuela pero dijo que es producto del acoso que han sufrido desde hace un año.

«Desde que empezó esto nos hemos cambiado en más de 20 ocasiones, no mando a, mis hijos a la escuela porque no están seguros» comentó.

«Que me dejen en paz, quiero seguir mi vida. Ya acudí a la PDH, la licenciada Norma Lucero era la única que conoce el nombre de mis hijos y la ubicación en la que estaba, pero ya me tuve que cambiar de domicilio otra vez»

Después de la entrevista Tomás envió  vía mensaje de texto el número de su denuncia presentada en Sindicatura Municipal.

Espera que no suceda lo mismo que con las quejas anteriores que presentó en la unidad contra delitos sexuales que asegura han caminado con una sospechosa lentitud.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: