RECONOCE ALCALDE «NARCOPOLICÍAS» EN ACTIVO

policias

Protegían a miembros del CAF, informó Procuraduría.

Por Vicente Calderón

Tijuana, martes 30 de septiembre de 2014

El alcalde de Tijuana reconoció que en la policía municipal hay agentes activos que brindan protección a células del crimen organizado para cometer ilícitos.

“Hay ex agentes municipales, ex agentes ministeriales y también activos, vamos sobre ellos” dijo Jorge Astiazarán en una improvisada conferencia de prensa, durante la reunión que el primer edil tuvo con funcionarios del Consulado de China la tarde de este martes.

“La policía, el área de inteligencia fue la que le proporcionó la información a la Procuraduría” agregó Astiazarán Orcí.

Las declaraciones del presidente municipal confirman lo que revelara el viernes pasado, el responsable de la división contra delincuencia organizada de la Procuraduría Estatal de Justicia, José María González, al dar a conocer el arresto de tres sujetos que integraban una célula delincuencial al servicio de Cártel Arellano Félix.

También contradicen las declaraciones hechas por Alejandro Lares, el Secretario de Seguridad Pública de Tijuana, que horas antes insistió en que la corporación sabía de la participación de expolicías, pero no de agentes en activo.

“Lo que sí vinculamos son exelementos policiacos de la policía municipal, plenamente ya con nombre y fotografía”.

En fechas recientes el número de homicidios en la ciudad registró un repunte.

A pesar de que las autoridades insistían en que la estadística de asesinatos iba a la baja, la comparación mes con mes en relación al año pasado evidencia un aumento.

El conteo oficial que lleva la Procuraduría de Justicia de Baja California, responsable de la investigación de homicidios, muestra que en 2013, se cometieron en Tijuana 42 asesinatos, de los cuales tuvo conocimiento la dependencia.

Para este año la cifra oficial llegó a 45.

Todo indica que en septiembre sí habrá una reducción comparada con el mismo mes del año pasado, pero sería mínima.

El viernes se contabilizaban 39 homicidios contra 48, que fue el total de septiembre de 2013.

Pero al menos durante los últimos días de este mes de 2014, se cometieron otros 4 asesinatos, lo que puso la cifra al menos en  43 muertes violentas intencionales, más lo que falta para terminar el mes de la patria.

La protección que denunciaron los detenidos por la Procuraduría Estatal, presuntamente vinculados al grupo delictivo de los Arellano Félix, habría servido para cometer al menos un asesinato.

El de un ex policía federal al que secuestraron y mataron a pesar de haber cobrado rescate.

Las autoridades tienen meses repitiendo que más del 80% de los homicidios se deben a pugnas entre vendedores de droga callejeros, la mayoría de los cuales operan distribuyendo metanfetamina y marihuana que provee el Cártel de Sinaloa.

El fenómeno criminal en esta frontera ha cambiado, pero sigue siendo grave.

El nivel de impunidad disminuyó, pero los hechos y la revelación de la continuidad de grupos ligados al otrora hegemónico cártel Arellano Félix, en esta frontera, muestran la fragilidad de los avances logrados en materia de seguridad.

Las autoridades hablan de disminución de los índices en delitos como secuestros, pero el titular de la división contra delincuencia organizada dio a conocer que en lo que va de 2014, tan solo en Tijuana hay denuncias de 33 plagios.

En los recientes acontecimientos criminales, como la balacera en el centro de la ciudad o en el incidente donde los delincuentes quemaron los cadáveres de dos personas en la delegación Sánchez Taboada, la policía municipal  logró capturar a los presuntos responsables.

Lo mismo pasó con un asesinato ocurrido la semana pasada en el céntrico complejo habitacional del Infonavit de la zona Río, muy cerca de la frontera y frente a palacio municipal.

Pero en un buen número de los asesinatos cometidos este año, las autoridades no han logrado arrestar a los asesinos.

Incluso en el homicidio de un agente de la policía ministerial días atrás, a pesar de que se habló de que identificaron a una pareja como los responsables, los homicidas siguen libres.

A pesar de las críticas constantes contra la policía municipal, no hay evidencia de que los niveles de corrupción y colusión con los cárteles de la droga hayan regresado a los niveles de contubernio, que provocaron una de las peores épocas de violencia en esta frontera.

Desde el inicio de la administración del priista Peña Nieto, fue notorio el repliegue de las fuerzas armadas a los cuarteles.

Pero las cantidades de droga decomisada han disminuido considerablemente, si se compara con los últimos años de la administración de Felipe Calderón, cuando el ejército tuvo una participación más activa en el combate al narcotráfico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: