EL CRUCE DE LA MUERTE EN TIJUANA

Calles cercanas a la frontera y la canalización, un peligro para peatones y automovilistas.

Por Vicente Calderón
Tijuana, jueves 1 de enero de 2014

Parece un caso de abuso policiaco

Pero en realidad los agentes prácticamente le salvaron
la vida a esta joven.

Visiblemente drogada se paseaba entre los
autos en los carriles de alta velocidad de una de
las avenidas más peligrosas de Tijuana.

Meses después nuestras cámaras captaron otra persona
en la misma vía rápida. Alucinando y arriesgándose
a que la arrollaran.

José Arredondo / Perito de accidentes

«Por semana yo podría decir que son de tres a cuatro
atropellados, digo en el turno que compete mi servicio.
Verdad?» nos dijo desde hace mucho, José Arredondo,
un perito de accidentes de la policía municipal.

En aquella ocasión nos informaba de un caso ocurrido en la vía rápida oriente pero ya sabía que esto era un problema serio y recurrente.

Esta vialidad y la Avenida Internacional que corre
paralela al límite con Estados Unidos son las calles
más mortíferas de esta frontera.

El peligro es también para los automovilistas.

La avenida Internacional es recorrida por millones de
turistas al año que buscan llegar a las playas o a
destinos como Rosarito o Ensenada.

A pesar del alto índice de muertes el problema recibe
poca atención a nivel local, precisamente porque en
generalmente, las víctimas no son de aquí.

Muchos son migrantes o deportados que mientras
esperaban cruzar a California cayeron en la indigencia
y la drogadicción para terminar viviendo en el canal del río.

«No tienen domicilio fijo, entonces ellos cruzan
imprudentemente por donde se les hace bueno y es lo
que sucede son atropellados» explicó Arredondo, el perito de la policía

La única manera de llegar ahí es esquivando
los autos que circulan a gran velocidad.

«aquí adelantito atropellaron a un sr.que yo conocía, era mi amigo» se lamenta uno de los habitantes del bordo que ha cómo sus compañeros mueren en el intento de cruzar, ni siquiera la frontera, sino de un lado a otro de la avenida.

Y es que muchos no lo logran.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: