CRIMEN RE-ORGANIZADO

Por Vicente Calderón
Tijuana, 27 de mayo de 2010

El homicidio del policía municipal José Gerardo Quintano Mesa,
ocurrido el domigo pasado, es la más grave señal del poder que
tiene todavía en esta frontera, el crimen organizado.

Aunque las autoridades no han dado mucha información
oficialmente, Tijuanapress.com pudo saber que al investigar las
armas involucradas en el asesinato, encontraron que están
relacionadas con al menos, otos dos homicidios.

La Procuraduría de justicia informó tras el asesinato ocurrido
cerca de las 5 de la tarde del 23 de mayo, que recolectaron 30
casquillos de dos tipos diferentes. En el lugar, un puente sobre
el libramiento Salvador Rosas Magallón, los servicios periciales
recogieron 14 casquillos percutidos calibre 7.62 X 39 y siete
calibre 9 mm. Fueron los que quedaron sobre la carretera.

Pero en una camioneta que localizaron después, en la colonia
Panamericano, encontraron otros 9 casquillos. Siete eran de los
llamados cuernos de chivo, y 2 más de 9mm.Era la panel que
según los testigos agredió al policía de 35 años de edad.

Pero también el arma de cargo del oficial, que recién había salido
de su trabajo, estaba relacionada con otros incidentes, según
información extraoficial.

Pocos antes de su muerte, el arma del Gerardo Quintano,
había sido accionada, cuando alguien balaceo un domicilio
no especificado, cerca de centro de la ciudad.

Los datos apuntan a que varios casquillos encontrados en
la vía pública en el cañón Johnson, corresponden a la pistola
que llevaba el agente, junto con su uniforme y chaleco antibalas,
al momento en que fue acribillado.
Viajaba en su auto particular, un Plymouth blanco, sin placas de
circulación.

Esta tarde a la 5 pm. Las declaraciones de sus superiores.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: