INSUFICIENTE AYUDA PARA EL VALLE

Por Vicente Calderon
Tijuana 7 de abril de 2010

A pesar de que no hay zonas incomunicadas en Mexicali, los daños a las carreteras y poblados mantienen
a las comunidades con muchas carencias y con la angustia de un nuevo temblor.

Uno de esos casos es el ejido Oaxaca, unos 30 kms. al sur de Mexicali y muy cerca del epicentro del sismo que la tarde del domingo estremeció desde el valle de la capital bajacaliforniana hasta Los Ángeles, California y comunidades de Arizona, en Estados Unidos.

La angustia que viven los pobladores, es fundamentalmente por el temor de un nuevo temblor. Cientos de réplicas se han sentido tras el terremoto inicial de 7.2 grados en la escala de Richter. Y la gente esta
ansiosa de que puedan ser sorprendidos nuevamente por el moviento de la tierra, que en esta zona, destruyó muchas de sus humildes viviendas.

Por eso aún algunos de los que tienen su casa en pie, duermen afuera en tiendas de campaña.
Pero no todos pueden darse ese lujo.
De la tierra ha estado brotando agua caliente.

Como si fueran geiser, los pequenios «volcanes» inundan sus viviendas y por eso ni en los patios pueden poner sitios donde dormir.

En los caminos, afectados por enormes grietas, el gobierno esta echando tierra para cubrir las zanjas.
Es el mismo sitio donde el gobernador realizé ayer un recorrido.

Sin embargo, las autoridades recomiendan a lo pobladores que no salgan a menos que sea estrictamente
indispensable.

Los proveedores empiezan a llegar, despues de que el paso era casi imposible durante los días inmediatos al terremoto. Pero la gente tiene que arreglarselas aún sin servicios básicos como el agua o el suministro eléctrico.

Por eso aunque la ciudad de Mexicali, en su zona central se recupera rápidamente, en el valle están la
mayoria de quienes los perdieron todo, al venirse abajo sus casas o quedarse en condición imposible de habitar.

A pesar de que las autoridades han estado diciendo que aún cuando la intensidad del terremoto fue mayor que el que afectó Haití, y que los daños son menores, para los residentes del valle como el ejido Oaxaca, son afortunados porque sus daños son sólo materiales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: