PENDIENTE CUSTODIA A DENUNCIANTES DE TORTURA

Por Daniel Ángel/Leonardo Ortiz

Tijuana, B.C., 10 de marzo 2010, T.P.-A dos semanas de que el gobierno estatal recibió de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) una solicitud de protección para quienes acusan tortura contra policías municipales por parte del ejército, ayer hubo una reunión de la que surgieron compromisos de la autoridad, señaló Mayra López, abogada de la Comisión Mexicana para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (Cmpdh).

Las afectadas directamente, dijeron, son Blanca Mesina, representante de los 25 casos de policías detenidos en marzo del 2009, presos por vínculos con la delincuencia organizada, y Silvia Vázquez, enlace de la Cmpdh, aunque señalaron que otras familias de policías también se han visto afectadas.

Mayra López dijo que fueron cuatro los acuerdos que hubo con la policía federal, la estatal, personal de la secretaría de gobernación y funcionarios del gobierno estatal.

Los acuerdos, dijo, fueron rondines de la policía estatal y federal cerca de los domicilios de Silvia y Blanca; un número telefónico para llamar en caso de emergencia; y queda pendiente que corporación custodie a ambas en sus actividades diarias, así como un análisis de riesgo para los defensores de derechos humanos en la ciudad de Tijuana.

Blanca Mesina, quien es además hija de uno de los agentes detenidos, recordó que las amenazas para que dejaran de denunciar comenzaron luego de su visita a Washington D.C., donde expusieron ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos los casos de tortura contra los policías.

Las mujeres señalaron que ya hay una denuncia penal por amenazas y hostigamiento en contra de quien resulte responsable, pero solicitaron secrecía a la autoridad porque sospechan que de las pasadas denuncias alguien filtro información que facilitó contacto con directo con ellas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: