SEPULTAN A NIÑOS ARRASTRADOS POR LA TORMENTA

Este sábado fueron finalmente sepultados, los hermanitos Hector Jorge y Tiffany Virginia Cruz Mendez, junta a su hermana mayor Aramís Muro Mendez, quienes fallecieron durante la tormenta del 10 de enero, cuando el carro en que circulaban fue arrastrado por un torrente en la colonia Divina Providencia.

Pero la tragedia de su madre no ha terminado, pues ahora se ha quedado sin un lugar donde vivir, pues su humilde vivienda construida con puertas de garaje desechadas, fue destruida.

La familia de Rocío Méndez Estrada sospecha que fue el padre de los pequeñitos, que fueron enterrados en el panteón municipal número 9, el responsable de derribar la casita.

El padre de los niños más pequeños de Rocío, Héctor Cruz Sigala, no estuvo en el cementerio para despedirlos.

Como recordará, los cuerpos de los niños de 2 y medio y 5 años de edad, fueron arrastrados por la corriente hasta el otro lado de la frontera. El grupo de rescatistas voluntarios, Ángeles del desierto, encontró los cadáveres en un parque aledaño a la playa en la ciudad de Imperial Beach.

Pasaron varios días antes de que las autoridades confirmaran que se trataba de los hijos de la Sra. Rocío, quien recibió un permiso especial para ingresar a Estados Unidos y someterse a pruebas de ADN que permitieran determinar la identidad de las pequeñas victimas de la tormenta.

Esta semana lograron las repatriación de los cuerpos, y aunque llegaron a las instalaciones del DIF, no pudieron ser velados pues el papeleo no estaba completo. Aunque la familia tenía todo listo para el velorio tuvieron que posponerlo hasta el viernes.

Cristina, la tía de los pequeños fallecidos, comentó a Tijuanapress.com que la situación de Rocío, su hermana, es sumamente difícil, pues sus problemas no han terminado tras encontrar a sus hijos y darles cristiana sepultura.

Además de perder su casa, también se ha quedado sin ropa.

Ayer se enteraron de que empezaron a circular unos volantes, solicitando ayuda económica para la familia de los niños que murieron por la tormenta y sospechan que es el padre de Héctor y Tiffany Virginia, quien ha estado lucrando con la desgracia.

Declaró que aparentemente recibió algunos apoyos, pero no ha ayudado en nada a la Sra. Rocío.

Héctor Cruz, el padre, se encontraba en la cárcel cuando fallecieron sus hijos. A los pocos días de ser liberado apareció en los noticieros de televisón durante el entierro de Aramís, su hijastra.

Desde entonces, dice la Sra Cristina Méndez Cruz no han vuelto a saber de él a pesar de que sus hijos seguían desaparecidos.

Ella abrió dos cuentas bancarias, una en San Ysidro y otra en Tijuana, pues asegura que cuando estuvo acudiendo al consulado de México en San Diego y al forense para los tramites de identificación junto con su hermana, les comentaron en la representación consular que habían recibido ofrecimientos del público para ayudar a la familia en desgracia.

En la entrevista con Tijuanapress, explicó que la situación de su hermana y la unica hija que le sobrevive, es muy precaria.
Actualmente y ante la destrucción de su casa, se fueron a vivir con la abuela de los pequeños fallecidos, y no ha podido trabajar desde la tragedia.

«Yo la ayudo lo más que puedo» dijo Cristina Méndez, «pero yo tengo 5 hijos, uno de ellos con necesidades especiales» agregó.

La cuenta bancaria abierta a nombre Cristina Méndez Estrada es la siguiente

En BANCOMER de San Ysidro
2370013119

En Bancomer Tijuana
1468428972

La Sra. Cristina puede ser localizada en el teléfono celular 044 664 175 8466

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: