MADRE BUSCA DESESPERADA A SU HIJO

Por Vicente Calderón
Tijuana,10 de febrero de 2010

Desde hace casi una semana, la Sra. Clara Cruz vive sumida en la angustia, al no saber del paradero de su hijo. Solo sabe que al salir de un supermercado sobre el boulevard Agua Caliente un grupo de hombres armados se lo llevó metiéndolo a una cajuela junto con su novia.

«Yo no quiero que a mi muchachito le pase nada, es mi único hijo yo lo necesito» dice la mujer tratando de contener el llanto.

«Yo les suplico que me lo devuelvan, él es inocente, el no tenía nada que ver …con lo que sean esas personas… nunca les ha hecho daño le suplico que me lo devuelvan. Si me están escuchando, ya no puedo más… es mi niño, él no ha hecho nada señor!

Del muchacho de apenas 23 años de edad, muy poco se ha dicho, a pesar de que la semana pasada, fue una de las noticias más sonadas en esta frontera.

Se trata de Tomás Alberto Rosales Cruz, el joven que fue plagiado junto con Diana López Uriarte, la chica que públicamente ha sido identificada como hermana de Raydel López Uriarte, apodado «el Muletas», y señalado como uno de los
más violentos lugartenientes de la banda de narcosecuestradores que comandaba Teodoro García Simental, alias «el Teo».

«Casi no he podido dormir, casi no… nada más que me levanta el ánimo que yo quiero encontrar a mi hijo, quiero saber de él, señor. Porque es un muchacho bueno , no se merece lo que le está pasando, nada más por estar enamorado de esa muchacha»

La Sra. Cruz presentó su denuncia, dos días después de la privación ilegal de la libertad. La incertidumbre sobre la seguridad de su hijo, le hizo perder el miedo que practicamente tenía paralizados a ella y al resto de su familia. Hoy, busca desesperada que alguien le ayude.

Han ido a los hospitales y con los soldados para ver si lo tenían detenido. Acudieron a la Procuraduría de derechos humanos y también a la Comisión nacional. Han mandado correos electrónicos a distintos funcionarios.

En la prensa, casi toda la atención se ha centrado en la muchacha, pues se ha manejado que fue plagiada como parte de la guerra que libran la gente de Fernando Sánchez Arellano y la banda que comandaba el «Chiquilín» García Simental y López Uriarte el» Muletas»

«Era su novia la muchacha, no tenía ninguna otra relación ni con su familia ni con nada que ver con lo que de lo que acusan a esas personas.» dijo la madre del joven que estudiaba en la UABC y trabajaba como asistente de un empresario local.

A pesar de la detención de estos dos sujetos, no han tenido noticias del secuestro.

«Cuando conocimos a esta muchacha, era una muchacha humilde, que trabajaba y estudiaba también, hasta ella me comentaba que vivía sola que estaba alejada de su familia. Yo no tenía conocimiento de quien se trataba realmente.
La Sra. que se gana la vida trabajando en una estética, dice que pueden investigarla a ella, a sus parientes y a su hijo, para ver que son gente humilde

«No tenemos enemigos». ‘No tenemos dinero, somos pobres» agregó.
Reiterando la suplica, con la esperanza de que los captores se apiaden y liberen los muchachos a salvo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: