SIN RASTRO DE LOS MENORES

Por Leonardo Ortz.
Tijuana, 23 de enero de 2010.

Por tercer día consecutivo, elementos del cuerpo de bomberos revisaron el Cañón de Los Laureles en busca de los niños que fueron arrastrados por la corriente generada por la lluvia del miércoles.

La busqueda no arrojó resultados a pesar de que hoy se concentraron en las rejillas de sistema de desague sin éxito.

José Antonio Lépez, supervisor de bomberos, comentó a Tijuanapress.com que regresarán el día de mañana para continuar la busqueda.

Los rescatistas temen que la corriente haya podido arrojar los cuerpos al mar o del lado americano, pero señaló que continuarán tratando de dar con el paradero de Tiffany de 5 años y de Héctor Jorge de 2 años y medio.

Su hermana Aramís de 10 años fue encontrada sin vida a varios kilometros de distancia de donde el carro en el que viajaban con su familia fuera arrastrado por la crecida de agua en la colonia Divina Providencia el miércoles, cuando cayó sobre Tijuana la tormenta más fuerte.

Oficialmente, son las únicas victimas fatales del mal tiempo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: